¿Cuánto es la multa por intentar abrazar a Ronaldo?

Un aficionado que se metió al campo de juego deberá pagar y no podrá volver a Francia por un mes

El aficionado suizo que intentó abrazar a Cristiano Ronaldo durante la disputa de la prórroga del encuentro entre Portugal y Polonia, de los cuartos de final de la Eurocopa, ha sido multado con 500 euros y la prohibición de volver a Francia en un mes.

Shamshir Karimi, un cristalero suizo de origen iraquí, de 22 años, saltó al terreno de juego porque Ronaldo es su "ídolo" según explicó el lunes en el juzgado de Marsella que trató su invasión de campo.

Karimi saltó al campo en el minuto 110 del encuentro que se disputó en el estadio Velodrome de Marsella y se dirigió hacia Ronaldo, que pudo esquivarle. Acto seguido fue interceptado por miembros de la seguridad del estadio que lo sacaron del terreno de juego en volandas.

Es la segunda vez durante esta Eurocopa que seguidores de la selección portuguesa invaden el campo para acercarse al delantero de Real Madrid.

Durante el Portugal-Austria, disputado el 18 de junio en el Parque de los Príncipes de París, otro aficionado llegó hasta la estrella lusa y se hizo incluso una fotografía con su móvil, con la complacencia de Ronaldo.

Por ese incidente, la UEFA multó a la Federación Portuguesa, a la que también ha abierto un procedimiento sancionador por la invasión de campo en Marsella. Este hecho, lo resolverá la Comisión de Etica, Control y Disciplina el próximo 21 de junio, once días después de la final.

La UEFA no es muy partidaria de hijos de jugadores en el césped

"Es simpático ver a los niños jugar en el césped, pero esto es un campeonato de Europa, no una fiesta familiar", comentó este martes Martin Kallen, director general de la Eurocopa-2016 para la UEFA, poco partidario de esos jugadores que hacen saltar al terreno de juego a sus pequeños después de una victoria.

"No estamos en contra al 100%, pero somos prudentes. Tenemos que garantizar la seguridad", expuso Kallen a periodistas, entre ellos de la AFP.

Una de las imágenes más familiares del torneo fue la de la hija de Gareth Bale corriendo en el césped del Parque de los Príncipes de París, ante la ovación de los aficionados galeses, perseguida por su padre después de la victoria 1-0 ante Irlanda del Norte en los octavos de final.



Fuente: EFE y AFP

Populares de la sección