Cuando las papas queman...¡Godín es Suárez!

Cada vez que faltó el goleador, el capitán de la Celeste demostró su raza y sacó la cara por el equipo
¿Cómo se designa un capitán? ¿Qué condiciones debe tener? ¿Qué mira un entrenador a la hora de la elección? No hay una sola carpeta. Cada técnico tiene su librito. Están los que se podría denominar tradicionalistas que apuestan a hombres de experiencia, con personalidad. Generalmente son zagueros. Están los que buscan motivar a algún jugador que lo necesita y le pone la cinta.

Y los que no le brindan ningún significado al tema como Juan Ramón Carrasco, que los rotaba.
En la selección uruguaya actual el capitán es producto de una observación. La ascendencia sobre los compañeros, el perfil, la manera de manejarse y comunicar la cosas y una línea de conducta profesional son aspectos que el entrenador Óscar Tabárez parece poner en la balanza, además de una adhesión a prueba de todo.

Durante mucho tiempo Diego Lugano ejerció la voz de mando. Su alejamiento no resultó traumático. Es que los propios jugadores le hicieron sencilla la tarea a Tabárez. Godín fue poco menos que llevado de la mano. Lo fueron formando, lo integraron a reuniones y fue aprendiendo.

Y un capitán, al margen de los aspectos organizativos, de la relación con los dirigentes y otros detalles que no son menores, debe reunir una condición de líder natural en el campo de juego. No debe ser un peso lucir la cinta, sino un motivo más para "sacar la cara" por el grupo cuando más lo necesita.

En ese sentido, Diego Godín parece tocado por la diosa fortuna. Un hombre hecho a la medida para esos momentos donde las papas queman, para decir presente.

En los momentos más complicados el zaguero celeste demostró estar a la altura de la historia. Justo en el momento en que heredó la cinta de capitán de Lugano, apareció el otro Diego.

Mundial 2014. Partido contra Italia. Cerrado y complicado. Y un solo resultado para poder acceder a los octavos de final: la victoria. Cuando los nervios ganaban la batalla Godín sacó a la celeste de la troya. Metió un cabezazo en un tiro de esquina ejecutado por Gastón Ramírez que significó el triunfo de los uruguayos.

El tiempo pasó. La sanción a Luis Suárez determinó que Uruguay perdiera a su jugador más determinante para el inicio de las Eliminatorias de Rusia 2018.

El temor se apoderó de los uruguayos. ¿Cómo clasificar si se debuta en la altura con Bolivia y luego toca recibir a Colombia en el Centenario sin Suárez? Fue entonces cuando otra vez apareció la categoría del capitán. Uruguay jamás había ganado en la altura. De la mano del zaguero se rompió la historia. Pero fue contra Colombia donde quedó claro que cuando las papas queman, Godín se viste de Suárez.

El triunfo de la celeste fue con un contundente 3 a 0 que dejó sin respuestas a los colombianos. A partir de ese momento, por si alguna duda quedaba, el defensa de Rosario se terminó de meter al pueblo en el bolsillo con otro gol.

Hasta que se produjo el regreso de Suárez fue una constante que Godín tomara la bandera, asumiendo su condición de líder.

Se podrá atribuir al destino. Al hecho de estar en el momento justo a la hora señalada. Lo cierto es que Uruguay tuvo un arranque demoledor en las Eliminatorias y mucho tuvo que ver la actitud del defensa de Atlético de Madrid.

Claro que no fue el único. Pero los números son elocuentes. Cuando Suárez estuvo ausente por la sanción que le aplicó la FIFA, Godín fue después de Edinson Cavani el principal goleador de la celeste. Cavani aportó siete goles y el zaguero cuatro.

Pero si se resume la estadística en las Eliminatorias, la influencia de Godín se multiplica. Tampoco se debe olvidar el gol que anotó en la Copa América Centenario ante la selección de México, con todo un estadio en contra. El festejo quedó grabado a fuego porque el defensa celeste celebró mostrando el escudo de la camiseta.

Hoy, de cara al partido contra Brasil del jueves próximo, la historia vuelve a poner a Godín en un lugar conocido.

Los norteños llegan como líderes de las Eliminatorias, con Neymar en su máximo explendor rodeado por estrellas mundiales. Y la celeste tendrá que volver a resolver el problema que significa jugar sin el salteño Luis Suárez. Las papas vuelve a quemar, pero en la cancha está Godín.

Los goles importantes del capitán


Uruguay 1 - Italia 0 (Mundial 2014)
24/6/2014: Natal

Un gol que catapultó a Diego Godín. Era su segundo partido como capitán del equipo. Después del triunfal regreso de Suárez ante Inglaterra, la celeste debía vencer a Italia para clasificar a octavos de final. El gol no llegaba por ningún lado hasta que, a nueve minutos del final, apareció un cabezazo de Godín.

Bolivia 0 - Uruguay 2 (Eliminatorias 2018)
8/10/2015: La Paz

La estadística metía medio. La última vez que Uruguay subió a La Paz había sido goleado. El plantel tenía bajas significativas como las de Suárez y Cavani que se perdían los primeros juegos de las Eliminatorias. Bajo esas circunstancias fue que se agigantó la figura de Godín. Marcó el segundo gol en La Paz.

Uruguay 3 - Colombia 0 (Eliminatorias Rusia 2018)
13/10/2015: Montevideo

Otro partido sin las estrellas, Suárez y Cavani. Otro partido que generaba dudas. Colombia era la prueba de fuego para ver si Uruguay superaba el examen. Y otra vez el capitán apareció para marcar el rumbo. A los 33 minutos anotó el gol que generó un triunfo categórico y con una superioridad pocas veces vista ante Colombia.

Uruguay 3 - Chile 0 (Eliminatorias Rusia 2018)
17/11/2015: Montevideo

En un partido rodeado de un clima particular por el incidente Jara-Cavani en la Copa América, Godín marcó el camino de la victoria anotando el primero de los tres goles.

Uruguay 3 - México 3 (Copa América 2016)
5/6/2016: Phoenix

México se puso en ventaja 1 a 0 y en el estadio se vivía un clima festivo porque el Tri era local en Estados Unidos. El equipo jugaba para el ole. El clima se estaba calentando hasta que Godín lo empató y le enseñó el escudo a los mexicanos. Finalmente la selección de México dio vuelta el resultado.

Uruguay inicia las prácticas de cara a Brasil

La selección uruguaya inicia el lunes los entrenamientos de cara a los partidos con Brasil y Perú de la próxima semana. Por estas horas el cuerpo técnico mira con detenimiento la actividad de los jugadores que militan en Europa esperando que todos terminen sin lesiones. El técnico Tabárez debe resolver quienes serán los sustitutos de los suspendidos Fernando Muslera y Luis Suárez que no podrán jugar ante Brasil por acumulación de tarjetas amarillas.

Para el arco el principal candidato es Martín Silva que fue siempre el suplente natural de Muslera. En ofensiva hay más alternativas, pero Diego Rolan fue el jugador al que más se apeló cada vez que faltó Suárez. El partido se juega el jueves 23 a la hora 20 en el Centenario, con el arbitraje del argentino Patricio Loustau. El domingo 26, la delegación celeste viajará a Lima, a la espera del partido del martes 28 a las 23:15 ante Perú.

Los citados: Muslera, Martín Silva, Campaña, Conde, Maxi Pereira, Godin, Giménez, Gastón Silva, Coates, Fucile, Álvaro Pereira, Vecino, Arévalo, Corujo, Carlos Sánchez, Urretaviscaya, Tata González, Lodeiro, Laxalt, De Arrascaeta, Cristian Rodríguez, Cavani, Abel Hernández, Rolan, Stuani y Suárez.

Populares de la sección

Acerca del autor