Criticaron la simulación de los jugadores de Barcelona en el botellazo a Neymar

La Federación Española cuestionó “la exagerada reacción de algunos jugadores” blaugranas, entre los que estuvo Luis Suárez

El botellazo que recibió Neymar en el partido liguero que Barcelona ganó in extremis 3-2 a Valencia el sábado ha abierto un enfrentamiento entre el campeonato español (la Liga) y el Barcelona, con declaraciones cruzadas entre sus dirigentes.

"Yo estuve en Valencia y pocas veces, por no decir ninguna, he visto un ambiente tan hostil", recordó el vicepresidente del Barcelona, Jordi Mestre, a la televisión catalana en la noche del miércoles al margen del partido de la Supercopa de Cataluña, que ganó el Espanyol (1-0).

"Lo que debería hacer Tebas es evitar que haya violencia en los estadios. Y no atacar a los jugadores, que son los que dan espectáculo y le permiten vender la Liga en China, Asia o Estados Unidos. Es un ejecutivo de la Liga y debe cuidar a los jugadores", añadió el directivo barcelonista.

Mestre contestaba de esta forma al presidente de la Liga, Javier Tebas, que en una entrevista con el portal Sportyou había sugerido que los jugadores del Barcelona habían fingido.

El momento de la discordia llegó tras marcar Messi el penal que dio la victoria a los azulgranas en el 90+4 cuando los jugadores barcelonistas se acercaron a celebrarlo cerca de la línea de fondo.

En las imágenes de televisión se ve a Neymar encararse a la grada y poco después una botella cae entre la piña de jugadores, echándose al suelo Neymar y Luis Suárez.

'Juego de bolos'

"Parecía un juego de bolos... igual sintieron el agua", dijo Tebas, añadiendo que "miles de niños, millones de niños en el mundo nos están viendo. Mis hijos, si me ven haciendo alguna cosa de fingir o algo, a mi me daría vergüenza luego cuando los fuera a ver".

Embed

El Comité de Competición, órgano disciplinario de la Federación Española, multó este miércoles con 1.500 euros al Valencia por estos hechos, "con apercibimiento de clausura de sus instalaciones en el supuesto de reiterarse incidentes análogos".

Pero también censuró a los azulgranas asegurando que "no debe pasarse por alto el reprochable comportamiento que muestran algunos jugadores del F.C. Barcelona al dirigirse con ciertos gestos y expresiones hacia el público".

El acta de sanción también destaca "la exagerada reacción de algunos jugadores del referido club que, sin haberles llegado a alcanzar ninguna botella, simulan o fingen de forma simultánea haber sido golpeados igualmente por un objeto mucho más contundente que la botella que alcanza a uno solo de ellos".

'Nos provocó'

La presidenta de Valencia, Lay Hoon Chan, se mostró "muy feliz y satisfecha" por la decisión del Comité, asegurando que "la posibilidad de cerrar Mestalla era una de las cosas que se decían pero no me preocupaba".

El joven que lanzó la botella, un menor de edad, ya fue identificado y en una carta difundida por una radio valenciana pidió perdón al Barcelona y al Valencia, pero insistió en la provocación de los jugadores azulgranas.

"Desde el momento en que lancé la botella supe el error que cometí, pero también vi cómo Neymar nos insultó y nos provocó a todos los aficionados del Valencia que habíamos estado gritando a nuestro equipo hasta el último suspiro", aseguró.

"Una botella que a pesar de estar prácticamente vacía bastó para que no solo uno, sino cinco jugadores fingieran el contacto", añadió, antes de concluir que "pido perdón a Barcelona y sobre todo al equipo de mi vida".


Fuente: AFP

Populares de la sección