Creer o reventar: el regreso de la “maldición” de Ramsey

Parecía que la coincidencia entre goles del jugador de Arsenal y muertes de famosos era historia, pero este sábado volvió a darse

La lista de “víctimas” de la “maldición” de Aaron Ramsey sumó un nuevo nombre: Paul Walker. El futbolista tiene la desafortunada fama de que cada vez que marca un tanto fallece alguien famoso.

Este sábado anotó dos goles en el triunfo de su equipo, que lidera la Premier League de Inglaterra, y a las pocas horas fue noticia la muerte del actor que protagonizó la serie “Rápido y furioso” en un accidente automovilístico.

Parecía que se había terminado

La lista de Ramsey comenzó en mayo de 2011: luego de un tanto suyo, mataron a Osama Bin Laden. Así siguió sucediendo con el paso del tiempo y cada vez que convertía, moría algún famoso: en ese mismo año y luego de un gol suyo, fallecieron Steve Jobs y luego Muhamad Ghadafi. En 2012, le tocó a Whitney Houston, y en mayo de 2013 sucedió lo mismo con Jorge Rafael Videla.

El 1° de mayo de 2011 el galés anotó uno de los goles de Arsenal y en la jornada siguiente, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció la muerte del líder talibán, Osama Bin Laden, hecho que aconteció en Pakistán.

Cuando Aaron Ramsey logró un nuevo gol para Arsenal en febrero de 2012, falleció otro famoso en el mundo. Horas después de esa anotación, murió la cantante estadounidense Whitney Houston en la bañera de un hotel.

En setiembre de este año, volvió a marcar y murió el boxeador Ken Norton, quien derrotó a Muhammad Alí.

El gran nivel de Arsenal en esta temporada hizo que Ramsey anotara varios tantos y los famosos estaban “tranquilos”, ya que ninguno estuvo ligado a muertes. Pero este sábado, con su doblete, volvió a aparecer la extraña coincidencia con la muerte de Walker.


Populares de la sección

Comentarios