Convencidos del camino

Los Teros mostraron confianza en su sistema, y así le ganaron a Chile 39-14

Los Teros sortearon el sábado un obstáculo al ganarle a Chile 39-14 y consagrarse campeones del Sudamericano Mayor A. Pero además, subieron un escalón más en esta construcción de un sistema de juego y una identidad. Se encontraron con un rival más duro que las semanas pasadas, que los exigió y mostró algunos puntos débiles. Pero la consolidación de su sistema le permitió recurrir a él para cerrar el partido cuando todo estaba muy parejo.

En definitiva, eso es un sistema de juego. Un patrón general, una línea de acción de la que el equipo se puede apartar de a ratos, pero a donde puede volver para encontrar respuestas. En ese sentido, el progreso es innegable: desde apenas os meses atrás cuando en la Américas Rugby Championship todo era intenciones pero pocas concreciones, hasta esta realidad donde las cosas empiezan a salir.

Chile fue un rival duro. Si organizativamente su Federación de cada vez más ventajas y parece retroceder mientras sus vecinos avanzan, los jugadores suplen eso con una actitud mayor a la de otros tiempos. Así, aun siendo menos, complicaron a Los Teros y lo tuvieron a tiro durante 60 minutos.

Uruguay salió a buscar lo mismo que siempre: obtener la pelota, darle continuidad, velocidad, agresividad, verticalidad, pases el en contacto y desarmar la resistencia rival. Y pareció que iba a ser una tarde tranquila cuando Gonzalo Campomar llegó al try a los 7 minutos, su sexto en el torneo, ratificando que Los Teros han recuperado a un jugador con las condiciones ideales para el sistema de juego uruguayo.

Sin embargo, Chile respondió. Sin mostrar el volumen de Los Teros, fue hacia adelante en un penal rápido y ganó la ventaja para llegar al try de Larenas para el 7-7. Y a partir de allí ganó en confianza. Obtuvo la pelota y ganó en el contacto, ante una defensa uruguaya que esperaba bien ordenada pero no hacia la diferencia.

Uruguay confundió apuro con velocidad y entró en una espiral de errores. Pero como conclusión positiva queda que, en ese momento, la defensa respondió y pudo dar vuelta el trámite. Y cuando se pasó al ataque, llegó la efectividad: line, pelota abierta, cambio de ángulo de Nicolás Freitas para ganar la ventaja y jugar con Andrés Vilaseca, y dos fases en corto para Juan Gaminara. Lo mejor del mundo de los backs y los forwards juntos para el 14-7, que luego se amplió a 17-7 con un penal de Secco con el que se fueron al descanso.

Uruguay arrancaba el segundo tiempo con una amarilla mal sacada a Nieto por un tackle alto que no fue. Y parecía que las cosas empezaban a salir, pero seguía faltando un poquito, porque un error de manejo o una falla de disciplina hacían volver hacia atrás. Chile aprovechó, y en su mejor jugada colectiva llegó a un try a la salida de un line para ponerse a tiro 17-14 y dejar claro la defensa y los tries recibidos en pocas chances de los rivales es un punto trabajar en las próximas semanas.

Se podía, casi que por acto reflejo, apuntar a jugar más seguro, más "cuadrado". Pero este equipo va y va. Midiendo las consecuencias hasta ahí nomás. Integrando a su ADN el correr, el imponer condiciones. Gonzalo ganó la ventaja, para jugar con Prada para irse expreso al ingoal. 24-14 y casi sin tiempo para pestañar, porque a los pocos minutos de Vilaseca el que ganó la ventaja y jugó en el apoyo con Prada. Otra vez el ADN: la confianza, la intención de ir, la velocidad, los pases y el apoyo. Eso liquidó el partido, aunque en el último minuto Dibu Silva lo cerró con otro try para el 39-14.

La victoria valió mucho. Porque Los Teros se aferraron al sistema y obtuvieron resultados, y eso es lo mejor que se le puede pedir a un equipo.

URUGUAY 39-CHILE 14

URUGUAY: 1. Matias Sanguinetti, 2. Germán Kessler, 3. Carlos Arboleya; 4. Diego Ayala, 5. Diego Magno; 6. Juan Gaminara (c), 7. Gonzalo Campomar, 8. Alejandro Nieto; 9. Guillermo Lijtenstein, 10. Martín Secco; 11. Nicolás Freitas, 12. Andrés Vilaseca, 13. Joaquín Prada, 14. Mauro Daverio, 15. Rodrigo Silva. DT. Esteban Meneses

CHILE: 1. Claudio Zamorano, 2. Manuel Gurruchaga, 3. José Tomás Munita; 4. Mario Mayol, 5. Raimundo Piwonka; 6. Cristóbal Niedmann, 7. Javier Richard, 8. Benjamín Soto ; 9. Juan Pablo Perrotta, 10. Felipe Brangier; 11. Matías Contreras, 12. Germán Herrera, 13. Matías Nordenflycht, 14. Pedro Verschae, 15. Pablo Casas. DT: Bernando García

CAMBIOS URUGUAY: 16. Facundo Gattas x Kessler, 17. Diego Arbelo x Sanguinetti, 18. Ignacio Secco x Arboleya, 19. Ignacio Dotti x Ayala, 20. Fernando Bascou x Campomar, 21. Facundo Klappenbach x Lijstesntein, 22. Pedro Deal x Daverio, 23. Santiago Martinez x Deal

ENTRARON CHILE: 16. Nicolás Venegas, 17. Francisco Hurtado, 18. Gustavo Carrasco, 19. Beltrán Vergara, 20. Francisco González, 21. Luis Sepúlveda, 22. José Ignacio Larenas, 23. Tomás Dussaillant

CANCHA: Estadio Charrúa

REFEREE: Juan Sylvestre (ARG)

PUNTOS: Try Campomar convertido por Secco (URU) 7-0, try Larenas convertido por Nordenflycht (CHI) 7-7, try Gaminara convertido por Secco (URU) 14-7, penal Secco (URU) 17-7, try Brangier convertido por Nordenflycht (CHI) 17-14, try Prada convertido por Secco (URU) 24-7, penal Secco (URU) 27-7, try Prada convertido por Secco (URU) 34-7, try Silva (URU) 39-7

AMARILLA: Nieto (U)


Populares de la sección

Acerca del autor