Controles antidopaje pescan a dos deportistas

La atleta búlgara Silvia Danekova y la nadadora china Chen Xinyi dieron positivo en Río

La atleta búlgara Silvia Danekova, especialista de los 3.000 metros con obstáculos, reconoció este viernes haber dado positivo durante un control antidopaje en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, aunque negó cualquier infracción.

"Hemos sabido que mi cuarto test es positivo. El impacto para mí es increíble", indicó a la televisión pública BNT.

Danekova, de 33 años, fue suspendida. La muestra B confirmó el positivo por EPO, según BNT.

"Estoy segura de que esto no puede ser verdad. (...) La única explicación puede ser los aditivos alimentarios que ingiero", aseguró.

"Yo no violé las reglas. No me siento culpable. Es humillante", añadió Danekova, recordando que, de los cuatro tests a los que se sometió, "tres de ellos dieron negativo".

Las sospechas de dopaje tensan el desarrollo de los Juegos Olímpicos de Rio, a donde no pudo acudir casi un tercio de la delegación rusa.

El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, mostró el viernes su irritación por este nuevo caso que mancha la imagen del deporte búlgaro.

"No comprendo porqué [los deportistas] no han sacado las conclusiones necesarias. Saben bien que, a nosotros, los búlgaros, nos observan de cerca, después de tantos búlgaros eliminados", declaró a la televisión Nova.

Bulgaria fue expulsada, especialmente, de las pruebas de halterofilia en Rio tras una serie de controles positivos en 2015.

El ministro de Deportes, Krasen Kralev, negó cualquier negligencia de sus servicios. "Hemos hecho análisis en varias ocasiones a nuestros atletas, y todos estaban limpios. A su llegada a Brasil, ella [Danekova] fue controlada de nuevo, con resultado negativo. Dos días después, esta sustancia aparece. No podemos controlar lo que cada uno ingiere", estimó en BNT.

"No veo porqué [Danekova] lo habría hecho [dopaje], no tenía posibilidad de medalla", agregó el ministro.

Nadadora china

Antes que Danekova, que terminó 14ª en los Mundiales de Moscú de 2013, varios deportistas ya han sido suspendidos en Rio, entre ellos la nadadora china Chen Xinyi, cuarta en la final de 100m mariposa.

Xinyi, de 18 años, ha dado positivo tras el test antidopaje al que fue sometida el 7 de agosto, después de quedar cuarta en la final de 100 metros mariposa en Río 2016, confirmó hoy la Asociación China de Natación.

Chen dio positivo por hidroclorotiazida, un diurético, y ha solicitado un contraanálisis, destacó la federación de su país. La joven nadadora quedó en el cuarto puesto, a sólo nueve centésimas del bronce, en una final que ganó la sueca Sarah Sjöström logrando el récord del mundo (55,48 segundos).

Chen fue parte del cuarteto que el pasado año logró la medalla de oro en el 4x100 estilos en el Mundial de Kazán (Rusia), y un año antes consiguió otras tres victorias en los Juegos Asiáticos de Incheon (Corea del Sur).

El positivo se anuncia cuando aún no se había apagado la polémica por las acusaciones de dopaje contra Sun Yang, el más laureado nadador de China, proferidas por algunos de sus rivales, como el australiano Mack Horton o el francés Camille Lacourt.

La natación china suele ser frecuente blanco de acusaciones de consumo de sustancias prohibidas, una herencia de los numerosos escándalos que los nadadores del país protagonizaron en los años 90.


Fuente: AFP y EFE