Conmebol contra el racismo

En la previa del certamen continental, el fútbol chileno se ha visto manchado por incidentes racistas

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) advirtió que tendrá mano dura para castigar en caso de que se registren incidentes racistas en la próxima Copa América de Chile 2015.

El anuncio surgió luego de los escándalos racistas que se han vivido en el país trasandino, que tuvieron como víctima al futbolista venezolano Emilio Rentería, jugador de San Marcos de Arica, quien tuvo un pasaje por el campeonato uruguayo en filas de Defensor Sporting.

“Hay sanciones muy fuertes, eso te lo puedo garantizar. Tenemos un código disciplinario donde hay sanciones bastante duras”, dijo el paraguayo Juan Ángel Napout, presidente de la Conmebol, en el marco del sorteo de la Copa América realizado el pasado lunes.

Rentería sufrió dos incidentes racistas mediante insultos. A principios de mes, el delantero venezolano tuvo su primer caso de racismo al ser objeto de improperios por parte de la barra del O’Higgins de Rancagua.

El jugador denunció el caso y recibió el apoyo del gobierno chileno. Fue recibido en el palacio de La Moneda por el ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, y la ministra del Deporte, Natalia Riffo.

Tras la cita, el futbolista agradeció el apoyo de los chilenos y dijo esperar que una situación como ésta no se repita.

“Lo único que quiero es que esto no le vuelva a ocurrir a otra persona de mi color, porque yo creo que todos somos iguales”, dijo en su momento.

“Hemos querido dar una señal. En Chile no podemos tolerar ni el racismo ni la xenofobia. Estamos construyendo una sociedad que debe fundarse en el respeto a la diversidad, en que nos respetemos unos a otros”, señaló por su parte el ministro Elizalde.

Pero a los pocos días, el deseo de Rentería se hizo humo.

Por segunda vez tuvo un ataque similar el pasado 22 de noviembre, esta vez en un partido contra Deportes Iquique, en Arica –norte de Chile–, lo que obligó al árbitro a suspender el encuentro a causa de los insultos que recibió el jugador cuando celebró el gol que había convertido.

Según relató el árbitro del partido, “cuando este jugador jugaba el balón o se acercaba hacia dicha tribuna, estos hinchas le gritaban en reiteradas oportunidades ‘Mono’, ‘Mono culiado’, ‘Negro de mierda’ y además imitaban con gestos y sonidos el actuar de un simio”, señala el fallo.

En esta ocasión, el futbolista, visiblemente afectado, comenzó a llorar en medio de la cancha mientras que sus compañeros y rivales intentaban calmarlo.

Ante este nuevo caso, la Conmebol anunció mano dura en la próxima Copa América. “La sensación cuando uno ve que ocurre en cualquier lugar un hecho así, es de tristeza e impotencia (...) La Conmebol está trabajando muy fuerte para prevenir y concientizar”, afirmó el presidente del organismo rector del fútbol sudamericano.

Por el primer incidente, un tribunal de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile (ANFP) sancionó con un partido sin público a O’Higgins.

En tanto, tras el segundo caso, el gobierno chileno ha repudiado nuevamente las agresiones en contra del futbolista venezolano, mientras la ANFP analiza posibles castigos para Iquique.


Populares de la sección

Comentarios