Conmebol busca incoherencias en versión de clubes uruguayos

A los siete equipos que presentaron la querella se les preguntó si alguien los alentó a denunciar

L os objetivos de la ofensiva de Conmebol alrededor de la Asociación Uruguaya de Fútbol terminaron de quedar claros el martes por la tarde a dos bandas. Por un lado, envió a la AUF los fundamentos de la sanción que la aísla de las decisiones políticas (ver página 7) y, tal como había adelantado El Observador ayer, cambió de eje, y pasó a apuntarle a la empresa Tenfield por la injerencia en la crisis del fútbol. Por otro lado, en Asunción, el tribunal de ética del organismo sudamericano recibió a los siete clubes sancionados por la denuncia penal presentada en enero. Y en su interrogatorio no dio demasiadas vueltas: preguntó si existió una influencia de terceros para presentarla. Sin nombrarla directamente, le hincaron el diente a determinar si la denuncia tenía como promotor ideológico a la empresa dueña de los derechos de TV del fútbol uruguayo, y que desde hace meses mantiene una intensa disputa con el organismo continental debido a los derechos de televisación de los torneos internacionales.

¿Cómo fue la declaración?

Los presidentes de los clubes sancionados (Racing, Cerro, Cerro Largo, El Tanque Sisley, Juventud, Miramar Misiones y Rentistas) llegaron a Asunción el martes, y fueron llevados directamente a la sede de la CSF a prestar declaración por la denuncia penal presentada contra el organismo.

“Las preguntas fueron sobre cómo surgió, quien realizó la denuncia, cómo había sido el proceso y, aunque no lo preguntaron directamente, se pretendía demostrar si fuimos inducidos por alguien”, reveló a El Observador el presidente de Racing Raúl Rodríguez.

Por su parte el presidente de Rentistas, Mario Bursztyn, se mostró sorprendido por el material que tenían en la Conmebol. “Tenían recortes de diarios, tienen gente que les pasa información”. Rodríguez fue más allá al decir: “Tenían versiones erróneas de parte de operadores uruguayos”. El titular de Racing agregó: “Nos preguntaron cómo surge la inquietud, por qué nos preocupamos por ese tema. Y se les dijo que la realidad es la necesidad económica de los clubes de Uruguay”, en referencia a uno de los argumentos manejados en la denuncia original: el de lograr mejores ingresos por las copas sudamericanas, que redundaran en más ingresos para los clubes.

Abogados trabajaron gratis, según Della Valle.

Una de las dudas que planteó la Conmebol a partir de la declaración de los equipos uruguayos en Asunción fue quién había acercado y pagado los honorarios de los prestigiosos abogados que representan a los clubes, ya que Juan de Dios Crespo y Daniel Cravo son dos de los mejores abogados en defensa de temas deportivos. Los representantes del organismo basaron su planteo en que se trata de equipos de bajos recursos que están reclamando por más dinero.

“El español (Crespo) creo que viene por un convenio, no entendí bien. Es tan prestigioso que en estas cosas importantes lo hace más que nada por un tema de prestigio”, reveló a El Observador el presidente de Rentistas. Al ser consultado sobre si sus servicios van a ser pagados por los clubes, respondió: “Creo que no se le va a pagar. No me dijeron que había que poner dinero para el abogado. Ellos estaban acá y sé que vinieron por este asunto”.

Raúl Rodríguez, presidente de Racing, afirmó que: “A los abogados los aportó Víctor Della Valle. Como no se permitía el ingreso de Ernesto Dehl (N. de R.: está suspendido ante el organismo por ser presidente de Cerro Largo, uno de los denunciantes), se recurrió a ellos. Ellos estaban en Asunción, los vimos en el aeropuerto”. Sobre quién paga sus honorarios, Rodríguez respondió: “No, los trajo Della Valle, supongo que debe ser algo curricular que a ellos les sirve”. El presidente de Racing negó que fuera Tenfield quien paga los abogados: “A mí lo que se me dice es que Della Valle, que los conoce, en el momento que (el enterior Ejecutivo de la AUF) nos niega todo lo pedido, los procuró. Yo otra cosa no sé. Yo nos lo pagué, si vos me preguntás si voy a pagar esto te digo que no”.

El Observador consultó a Víctor Della Valle sobre el tema “Son abogados que conozco, no olviden que yo llevo muchos años en el fútbol. Son especialistas, hicieron cosas ante el TAS (Tribunal de Apelaciones de FIFA). Ellos en un primer momento fueron contratados por Tenfield y después a nosotros nos están haciendo una cosa gratuita. El contacto no vino por Tenfield, el contacto vino por Barrera (hoy neutral), por mí y por Alejandro (Balbi, también neutral). Juan de Dios había trabajado para Tenfield, el otro no”.

El español Crespo fue quien llevó adelante la defensa de Francisco Casal en el año 2005 ante la FIFA, cuando surgió el diferendo con Peñarol por los pases de Cristian Cebolla Rodríguez y Carlos Bueno.

Daniel Cravo apareció en escena en el pasado verano en un asado que se realizó en la casa del entonces delegado de Peñarol, Jorge Barrera, en Punta del Este. Fue presentado para asesorar a los clubes uruguayos que habían iniciado la denuncia que los terminó conduciendo a los tribunales de la Conmebol. l


Populares de la sección

Comentarios