Confían en Maglione

Por unanimidad y con aplausos, el dirigente uruguayo fue elegido para un segundo mandato como presidente de la FINA

Julio César Maglione se pone de pie y agradece. “Thank you very much!”, dice, mientras los delegados de 174 países que pocos segundos antes levantaron la tarjeta verde aprobando por unanimidad su reelección como presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA) lo aplauden. El uruguayo de 78 años, que desde 1987 es presidente del Comité Olímpico Uruguayo y que desde 1997 integra el buró de la FINA, recibió el apoyo para extender su mandato hasta 2017 al frente del máximo organismo que rige la natación a nivel mundial.

En un acontecimiento inédito para un dirigente uruguayo, Maglione recibió el reconocimiento por su labor en los últimos cuatro años como la máxima figura de la natación y, al mismo tiempo, la responsabilidad de extender su tarea por cuatro años más como la principal figura de la FINA.

Además del uruguayo, el secretario honorario, tesorero honorario y los cinco vicepresidentes que representan a cada uno de los continentes, los representantes de 174 de las 204 federaciones afiliadas a la FINA, fueron elegidos otros 23 miembros que integran el buró de la Federación Internacional.

La ceremonia, que se desarrolló en uno de los más refinados hoteles de Barcelona, comenzó 10 minutos después de lo previsto, a la hora 9.40 local (4.40 de Uruguay) y poco más de 90 minutos después se cerraba con la reelección de Maglione.

El congreso, que además de elegir autoridades para el período 2013-2017 sirvió para aprobar la creación de un comité de ética, reunió a un histórico número de delegaciones participantes.

Apenas concluida la ceremonia, Maglione expresó a El Observador: “Me deja una gran alegría. Al mismo tiempo una tremenda responsabilidad de poder seguir haciendo cosas a favor del desarrollo y progreso de la natación en este momento que la tenemos en el primer lugar del movimiento olímpico y como una de las más importantes federaciones del mundo. Como muestra alcanza con repasar que el Mundial de Barcelona 2013 es transmitido a 212 países, lo que refleja la importancia que el torneo adquirió en el mundo”.

Maglione, que llegó a la presidencia de FINA en 2009 luego de desempeñarse con éxito como tesorero de la organización, agregó: “Siento una gran alegría de ser uruguayo, porque siento que en este momento no soy solo yo el que recibe esta distinción sino que Uruguay fue reelecto presidente de FINA. Recuerdo en este momento a todos los amigos de mi país, a mi familia, a toda la gente que quiero y que siente afecto por mí. Porque, por encima de todo, soy uruguayo y en estos casos lo siento aun más. Ojalá que en los próximos cuatro años pueda seguir trabajando en pos de este deporte”.

Consultado acerca de los desafíos que se plantea para su próximo mandato, que será el último porque los estatutos de FINA establecen que puede haber una sola reelección, expresó: “Espero seguir ayudando a los países en desarrollo y seguir adelante, como informamos en la asamblea, porque cambió el rumbo de nuestro deporte y así lo sintió la asamblea. Tenemos que seguir trabajando en la natación en todos los aspectos que signifiquen desarrollo y progreso para mantener el respeto que hoy tenemos de todo el mundo del deporte”. La natación es actualmente una de las federaciones deportivas más importantes del mundo y con singular crecimiento en los últimos años. El deporte más popular es el fútbol, pero para el Comité Olímpico Internacional, desde este 2013 las tres disciplinas más reconocidas son atletismo, gimnasia y natación.

La jerarquización de la FINA se produjo en los últimos 10 años, cuatro de los cuales estuvieron bajo la égida de Maglione.  


Fuente: Desde Barcelona, España

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios