Concentración, la palabra clave

Preocupado porque Uruguay tomó goles en los primeros minutos de los partidos, Tabárez apunta a corregir ese déficit

Pasó el partido con Venezuela en Puerto Ordaz, aquel que parece haber marcado un punto de inflexión en el equipo nacional.

Pasó la Copa Confederaciones, que sirvió para volver a reunir a los jugadores durante un mes para reencontrarse con la identidad que parecía haberse perdido.

Pasó el amistoso con Japón que sirvió, al margen de que los jugadores salían de trabajos de pretemporada, para reconfirmar que se recuperó la mentalidad ganadora.

Uruguay está otra vez. Para afrontar la recta final de la Eliminatoria. Y ahora deberá transitar por el camino más complejo. Esta historia se deberá saldar ganando puntos. El margen de error se acotó a la mínima expresión. Y se deberá prestar atención a los errores del pasado que llevaron a la celeste al borde del abismo con un año 2012 para el olvido.

¿Qué pasó? ¿Cuáles son los errores del pasado que no se pueden volver a cometer? ¿Qué puntos atacaron los rivales que le dolieron a Uruguay?

El técnico Oscar Tabárez, luego de perder con Chile, brindó un  diagnóstico: “Tenemos problemas futbolísticos, de concentración y quizá de comunicación adentro de la cancha. En los primeros 15 minutos le dimos muchas ventajas a la propuesta chilena, que sabíamos cómo iba a ser. También nos ha pasado en varios partidos. Es algo que evidentemente debe estar de manera subliminal en la cabeza de los jugadores. Luego de las eliminatorias pasadas vivimos otra realidad y ahora nos cuesta volver a esta”.

Ayer, en conferencia de prensa, fue un poco más allá e hizo referencia a la situación vivida por Pep Guardiola en Barcelona. “Generalmente los equipos que en un lapso de tiempo más o menos prolongado consiguen cosas es algo bueno pero también significa que pocos después van a entrar en problemas, porque muchas veces es difícil repetir. Esto lo dice Guardiola en la biografía que estoy leyendo”.

El llamado de atención y el diagnóstico del entrenador tenía sus razones. La fría estadística generó la alerta. Pero esta vez lo números fueron acompañados por hechos. Sobre los últimos 24 partidos Uruguay recibió goles que desacomodan lo planificado en 15 de ellos.

¿Qué implica recibir goles que desacomodan? En los primeros minutos de los partidos, a poco del cierre del primer tiempo, en el inicio del segundo período o sobre el cierre de los juegos. Los denominados “minutos claves”. Esos donde el jugador están pensando una cosa y el gol lo golpea, en muchos casos sin derecho a respuesta.

Pero al dato hay que agregarle que 13 de los 15 goles recibidos en esos lapsos fatales, fueron recibidos en los primeros 15 minutos de los partidos, lo que marca incluso otro punto de atención al cual hacía referencia Tabárez en su declaración luego de caer en Santiago, cuando el entrenador buscaba solución a los problemas.

El tema no se reitera tanto en los minutos finales de los encuentros ya que solo en cinco partidos se recibieron goles.

Así las cosas vale preguntarse cuales son las razones de tomar tantos goles en los primeros 15 minutos de los partidos. Algunos lo atribuyen a ingresar al campo de juego desconcentrados, situación que cuesta creer cuando se juega a este nivel. Puede existir un alto nivel de ansiedad, esa que ocurre en todos los deportes cuando existen tantos deseos de ganar o revertir malos resultados. Eso puede llevar a errores. El punto es que Uruguay llegó a un etapa donde el margen error se achicó al mínima expresión.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios