Con un García Morales para el infarto, Aguada estiró la racha

Aguada venció a Goes en el clásico por 68-67 con una conversión de Leandro García Morales, sobre la hora, y en fallo polémico

Aguada ganó el tercer clásico de la temporada, lo hizo de forma agónica y con un jugador que, a esta altura, ya se transformó en icónico.

Leandro García Morales anotó una conversión clave sobre el reloj para cerrar el juego y llevarse el clásico ante el rival de todas las horas.

El comienzo del partido estuvo del lado de Goes, que controló el medio juego con De Gouveia en la base y los aportes en el perímetro de Justin Dobbins y Demian Álvarez.

La máxima diferencia a favor del equipo misionero fue de 9 puntos (21-12) al comienzo del segundo cuarto hasta que Javier Espíndola decidió darle minutos a García Morales.

La inclusión de Leandro fue un revulsivo y lideró el ataque de Aguada para igualar las acciones y cerrar el primer tiempo con una diferencia de tres puntos.

En el segundo tiempo el equipo de Daniel Lovera tuvo a un Matías De Gouveia muy participativo que le permitió a su equipo volver a sacar una diferencia de 12 puntos, pero Leandro en cancha, volvió a ser gravitante en servicio del equipo de Espíndola.

El escolta rompió la línea defensiva de Goes varias veces y a impulso del propio jugador

Aguada empató el juego en 62 restando 1 minuto para el final.

El Palacio Peñarol se puso de pie para una definición de infarto y los jugadores cumplieron con la premisa.

A falta de 35 segundos Matías de Gouveia puso libres para que Goes pase por 3 puntos en el marcador pero una conversión rápida de Federico Bavosi y un robo con doble incluido de Leandro García Morales, hizo que en ocho segundos Aguada pase a ganar por 66-65.

En lo que parecía la última jugada del partido, Goes demostró su falta de jerarquía para llevarse el juego. El equipo de Lovera aceleró en la ofensiva y Smith capturó un rebote que fue sancionado con falta y dos libres para el foráneo.

Cuando Aguada se aseguraba la victoria, Smith erró los dos personales y De Gouveia hizo gala de su velocidad para poner un doble y desatar el festejo misionero.

Pero no estaba dicha la última palabra, Aguada tenía la posesión y 12 segundos para resolver con Leandro García Morales. Ese tiempo, para un jugador de su calibre, es una eternidad.  

El mejor jugador uruguayo en actividad tomó la pelota con la referencia de Brian García y restando 5 segundos quebró la primera línea defensiva y, ante la lenta salida de las ayudas defensivas del rival, puso una bandeja para el infarto.

Ya no había tiempo de nada, en la cancha. Todo era festejo rojiverde y desazón misionera.
Leandro García Morales con 26 puntos fue el goleador del partido, seguido por Federico Bavosi con 13.

En el perdedor se destacaron Matías De Gouveia con 24 puntos y Justin Dobbins con 21.


Populares de la sección

Comentarios