Con Suárez asistidor, Barcelona ganó el clásico 2-0

Barcelona ganó 2-0 en su visita a Espanyol en el derbi de la capital catalana, este sábado en la 33ª jornada española, con goles de sus estrellas Lionel Messi y Neymar

El Barcelona (1º) ganó 2-0 en su visita al Espanyol (10º) en el derbi de la capital catalana, este sábado en la 33ª jornada española, con goles de sus estrellas Lionel Messi y Neymar, y se sitúa con cinco puntos de ventaja sobre el Real Madrid (2º), que visita el domingo al Celta.

Los azulgranas, que jugaron prácticamente toda la segunda parte con 10 jugadores por la expulsión de Jordi Alba en el 53, decidieron el partido en 7 minutos. 

Ya en el descuento final el Espanyol también se quedó con un hombre menos, después de que el mexicano Héctor Moreno recibiera dos tarjetas amarillas de manera consecutiva por protestar.

En el 17, Neymar abrió el marcador y en el 25 lo cerró Messi, con el que es su 36º gol en esta Liga, a 4 del máximo realizador Cristiano Ronaldo.

Con este resultado el Barcelona alcanza los 81 puntos, mientras que el Real Madrid cuenta con 76, por lo que está obligado a ganar el domingo en terreno del Celta (9º) para no descolgarse en la lucha por el título.

Los azulgranas, que ampliaron su racha a 9 partidos sin perder (8 triunfos y un empate), dominaron con autoridad en el derbi, en el que el Espanyol nunca dio la sensación de poder contrarrestar el poderío ofensivo del equipo dirigido por Luis Enrique.

El Barcelona abrió el marcador con una espectacular combinación, en la que sus jugadores se pasaron el balón en 25 ocasiones antes de alojarlo en la portería. 

En la parte final de la jugada, Messi rompió la estructura defensiva del Espanyol con un centro a Iniesta, que al primer toque puso el balón a Luis Suárez. El uruguayo, en vez de disparar, dejó el balón a Neymar, que marcó llegando desde atrás.

A continuación fue Messi el encargado de firmar el 2-0. Iniesta encontró a Suárez y el astro charrúa centró al segundo palo, donde apareció la 'Pulga' para empujar el balón a la red.

Tras los tantos del astro argentino y del brasileño, en los que Luis Suárez ejerció de asistente, el uruguayo buscó el suyo, sin éxito.

En el 44 se revolvió en la frontal del área y disparó cerca de uno de los postes de la portería defendida por Kiko Casilla.

Ya en la segunda parte el Barcelona se quedó con un jugador menos por la expulsión de Jordi Alba en el minuto 53, tras protestar una decisión del árbitro Mateu Lahoz.

Hasta el minuto 68 tuvo que esperar el Espanyol para disparar a portería. Sergio García, desde dentro del área, consiguió tirar, pero sin peligro para el arquero chileno Claudio Bravo.

El Barcelona se mostró más relajado en la recta final y concedió varias ocasiones que el Espanyol no aprovechó. En el 85 el uruguayo Christian Stuani se quedó sólo ante Bravo pero disparó sin potencia ni colocación y atajó el chileno.

En el minuto 88. Xavi Hernández, de 35 años, sustituyó a Andrés Iniesta y disputó su partido 500 en la Liga (57 goles y 96 asistencias), para un total de 757 con la camiseta del Barcelona.

Este sábado se disputan otros tres partidos de la 33ª jornada, entre ellos la visita del Atlético de Madrid (3º) al Elche (14º).


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios