Con la pólvora y la cancha mojada

Universidad de Chile y Santos empataron 0-0 en el partido de ida de la Recopa Sudamericana, en el que Neymar erró un penal por resbalarse

Universidad de Chile y Santos empataron 0-0 en un ajustado duelo de ida de la Recopa Sudamericana, que se definirá dentro de un mes en Brasil.

Santos, liderado por Neymar, tuvo las mejores oportunidades para irse con la victoria, pero la U plantó cara con firmeza al campeón de la Copa Libertadores y dominó en muchos pasajes del partido.

El choque empezó eléctrico, con ritmo y velocidad por ambos bandos a pesar de la lluviosa y fría noche santiagueña.

El equipo brasilero mostró pronto los dientes y al cuarto de hora tuvo una clarísima ocasión para marcar. Ganso recibió la pelota dentro del área, se sacó a un defensa de encima con un recorte y disparó desde el borde del área pequeña, pero Johnny Herrera desvió el tiro a córner.

Santos imprimía un ritmo endiablado y tres minutos después apareció en escena Neymar. Tras un eslalon por la derecha, el delantero fue derribado por Sebastián Martínez en el borde del área.

El juez argentino Néstor Pitana no dudó ni medio segundo y cobró el penal ante las protestas de los jugadores chilenos, que reclamaban que la infracción se había producido fuera del área.

Neymar puso la pelota en el punto del penal y tomó carrera para ejecutar el tiro, pero el césped mojado del Estadio Nacional le jugó una mala pasada.
El astro brasileño resbaló al golpear el balón y el disparo se fue por arriba del travesaño.

En el minuto 37 Charles Aránguiz, uno de los más activos de la U, avisó con un potente disparo que salió fuera por poco, desviado por un defensa.

La U siguió apretando bajo la batuta de Gustavo Lorenzetti en la mediapunta y con un movedizo Matías Rodríguez, que percutía con insistencia por la banda derecha.

Los brasileños aguantaban bien los ataques de los 'azules' sostenidos en la sobriedad y eficacia en la contención de Arouca. En ataque, echaban de menos a Ganso, ausente durante casi toda la noche.

La contienda bajó de decibeles en la segunda mitad, en la que la U solo inquietó el arco defendido por Rafael en el minuto 50. El argentino Enzo Gutiérrez cabeceó con mucha intención un centro desde el costado izquierdo que salió demasiado alto.

El segundo tiempo transcurrió sin demasiados sobresaltos hasta que a dos minutos del final Neymar estuvo a punto de dar la campanada.

Ezequiel Miralles lideró un contraataque y le dio el balón a Neymar con espacio. El joven delantero se frenó, dejó colocar a la zaga y levantó la cabeza antes de golpear el balón con borde interno buscando el palo lejano de Herrera.

La pelota se estrelló en el palo y salió afuera ante la mirada del portero, que no tenía ninguna posibilidad de alcanzarla.

Ambos conjuntos se enfrentarán de nuevo en el partido de vuelta el 26 de setiembre en la cancha de Santos.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios