Con la plata, pero descalzo

Javier Marmo ganó medalla en el Sudamericano Sub 23; ahora corre sin zapatos y vende rifas para poder entrenar

Hace menos de un mes, Javier Marmo vivía su tarde de gloria al ganar la medalla de plata en la prueba de 1.500 metros de los Juegos Sudamericanos Sub 23 que se disputaron en la Pista de Atletismo del Parque Batlle. Hoy, el corredor va por otro desafío: conseguir recursos para ir a entrenar a la altura y prepararse para las carreras de calle de fondo, de 10 kilómetros, del verano.

“Como quiero mejorar mi parte física aeróbica, que es lo que tenemos planificado con mi entrenador, porque ya salimos de la etapa de competencia de correr en pista, la idea es ir a Cachi, en Salta (Argentina), que hay un centro de alto rendimiento, hay unos 2.300 metros de altura y ahí se mejora estando un mes”, contó a El Observador el atleta que está clasificado para representar a Uruguay en el Panamericano de Canadá 2015.

Para eso, el oriundo de San Carlos, Maldonado, armó una rifa con el objetivo de conseguir dinero. “Nos organizamos con mi familia y mis amigos para venderla y poder comprar pasajes, estadía, comida...”, indicó.

Marmo, de 22 años, explicó que por sus entrenamientos para 800 y 1.500 metros –sus especialidades– ya cuenta con velocidad, por lo que en altura debe potenciar su resistencia. “Como acá en Uruguay no te podés dedicar solo a las carreras de pista, quiero meterme entre los mejores en pruebas de calle, donde capaz que puedo ganar algo de dinero”, sostuvo.

Descalzo

Representar a Uruguay en el reciente Sudamericano significó para Marmo romper su contrato con Reebok, su auspiciante. La fecha del Sub 23 era una semana antes de la carrera de dicha firma, por lo que debió elegir qué correr. “Tenía que decidir si preparar la 10K de Reebok o el Sudamericano, que son totalmente distintas porque una es de fondo y la otra es de medio fondo, más rápida”, contó.

“Me dijeron es que si me decidía por la pista, la Confederación Atlética del Uruguay (CAU) me iba a apoyar para lo que necesitara. Y a los de Reebok les dije que no, por lo que se me cortó el vínculo, porque ellos querían que corriera en calle”, señaló. “Empecé a trabajar y desde la CAU me dijeron que si lograba medalla, que era algo lejano, me conseguían todo, que me quedara tranquilo y me dedicara a la pista; porque hay corredores, pero no tanto como en calle”.

“Les dije que iba a correr en pista por Uruguay, pero que me tenían que ayudar. Llegó el día del Sudamericano y tenía un par de zapatillas que se me habían gastado y roto. Las últimas que tenía estaban medias despegadas y yo las pegaba”, contó. “Le dije a Pablo Sanmartino (titular de la CAU) y me dijo que me iba a conseguir. Me dijo que sí, pero aún no las consiguieron. Zapatos de clavo sí tengo, pero no zapatillas normales para entrenar. Capaz que se están moviendo y no han encontrado nada”, señaló.

Desde que ganó la medalla de plata en el Parque Batlle, el corredor dijo haber tenido problemas para conseguir calzado deportivo. Incluso, llegó a disputar una prueba descalzo. “Fue una carrera que había dinero de premio y decidí correr descalzo porque no me quedaban más calzados. Me invitaron a un circuito que era una posta. ¡Mirá a lo que llegamos! Se largaba en bicicleta, luego yo corría y se la pasaba a otro en caballo. Ganamos para juntar algo de dinero”, contó.

También disputó la media maratón de Punta del Este. “Es una locura pasar de 800 o 1.500 metros, con zancada fuerte, nada que ver a los 21K, pero me servía porque agarraba unos pesos”, dijo.

Apoyo asegurado

Desde la CAU indicaron que a ellos no les corresponde financiar la preparación que quiere hacer el atleta en Salta. “Él va a tener apoyo el año que viene, para el Panamericano”, explicó Sanmartino a El Observador. “El Comité Olímpico nos va a dar dinero para que cada atleta se pueda poner en forma de la mejor manera para ir a los Panamericanos”, señaló. “Este año se terminó la temporada atlética para mayores, en Uruguay y en el mundo, y lo que hay son carreras de calle, que cada corredor prepara por su cuenta”, comentó.

En la CAU tienen como objetivo preparar a la delegación que participará en el Sudamericano de Menores de Colombia, que tendrá 14 competidores y dos entrenadores, a la que se le está consiguiendo la indumentaria. “Es lo que priorizamos. Entre ellos hay muchos con posibilidad de medallas. Y necesitamos 20.000 dólares para los pasajes”, indicó su titular.

Con respecto al calzado que necesita Marmo, señalaron que están en tratativas para conseguirlo. También destacaron que los zapatos de clavo y la firma que representaba al corredor se los había acercado la CAU. “Es la realidad que tenemos en el Uruguay, lamentablemente el atletismo avanza de a poco. A muchos le faltan championes o no tienen ropa. A medida que podemos, vamos ayudando”, dijo Sanmartino.

Mientras tanto, el atleta entrena y vende sus rifas a $ 50. “Un grupo de corredores colaboró conmigo y me compró unas zapatillas”, contó el joven, quien estudia y reside en el Campus. “Quiero seguir mejorando y entrenar fuerte todos los días”, comentó.

Lo dijo

“Trato de ser fuerte porque si no te baja la autoestima y te dan ganas de largar todo, pero por suerte el aliento de la gente me ha ayudado un montón, eso está bueno resaltarlo”. Javier Marmo

Cifra

1.000. Son los dólares que necesita Marmo para ir a Salta


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios