Con la llegada de Forlán, un puzle de lujo

Bengoechea debe diseñar su nuevo ataque para obtener lo mejor del delantero estrella
Diego Forlán ya está en Peñarol, entrena junto a sus nuevos compañeros, sus camisetas se venden como pan caliente y es el centro de atención de todo lo que ocurre en los carboneros. Tal como se esperaba.

Ahora, lo que resta definir es cómo va a jugar y quiénes serán sus compañeros de ataque en el equipo, tarea que está en manos del entrenador Pablo Bengoechea y que se espera que comience a tomar forma luego del viaje que el delantero hará a Rusia para la ceremonia de la FIFA en la que se sortearán las Eliminatorias el 25 de julio.

De 9 a 10

En su carrera, Forlán pasó de ser delantero de área a jugar como media punta, unos metros más atrás. "Me falta el cabezazo de pelota quieta, no soy un nueve típico de área; entonces me gusta moverme y a lo mejor emboco algún cabezazo con pelota en movimiento, pero me cuesta", decía a El Gráfico en el año 2009.

Luego de irrumpir en Independiente de Avellaneda, sus mejores momentos fueron en Villarreal de España, club al que llegó luego de un irregular pasaje por Manchester United. En el "submarino amarillo" fue figura como delantero y marcó varios goles, lo que lo llevó a ganar el Botín de Oro como goleador de Europa en la temporada 2004-2005, la primera de las tres que jugó en ese club.

En ese equipo tenía un socio de lujo, el argentino Juan Román Riquelme. "¿Quién fue el mejor asistente que tuviste?", le preguntaron en aquella nota de El Gráfico. "Román, seguro. Sabe tus movimientos y mete el pase justo", respondió.

Con Agüero y Suárez

Luego, su carrera dio un salto y siguió en Atlético de Madrid, al que llegó en la temporada 2007-2008. Ahí comenzó su transición para ir unos metros más atrás. Al ser compañero de punta del argentino Sergio "Kun" Agüero, era éste quien jugaba más adelantado.

De todas formas, eso no influyó en la capacidad goleadora de Forlán, quien a la temporada siguiente volvió a ser "pichichi" de España con 32 goles, con los que ganó su segundo Botín de Oro.

Al mismo tiempo, en la selección uruguaya, en las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica comenzó a ser compañero de ataque de Luis Suárez, quien, como Agüero en Atlético, era el encargado de ir al choque contra los defensas y arqueros rivales.

En la Copa del Mundo de 2010, Forlán brilló. Fue Balón de Oro como mejor jugador e hizo cinco goles, varios de larga distancia y pelota parada, otra de sus especialidades que en Peñarol esperan disfrutar. Y en la Copa América 2011, apareció en la final para asegurar el título. Esos fueron sus mejores momentos en la celeste.

¿Y ahora?
Con dos jugadores de renombre como Forlán y Marcelo Zalayeta, más un fichaje de nivel europeo, como Diego Ifrán, es casi un hecho que Bengoechea armará la delantera con esos tres nombres.

Si se toma como guía la carrera de Forlán, la tendencia indicaría que jugará cerca del área, para llegar a definir a la zona caliente.

Zalayeta puede ubicarse un poco más adelantado, aunque en los últimos tiempos suele retrasarse para comenzar los ataques.

Al tiempo que Ifrán, por sus características, se espera que asuma un rol más de área, de ir a pelear todas las pelotas y complicar a las defensas rivales con sus arranques y enganches, parecido, salvando las distancias, a lo que hacían Agüero o Suárez cuando jugaban junto a Forlán.

Bengoechea deberá armar un puzzle de lujo para el fútbol local.


Los principales socios de Diego

Juan Román Riquelme

Forlan con Riquelme

En Villarreal, el argentino asistía y el uruguayo hacía los goles, lo que lo llevó a ganar su primer Botín de Oro.

Sergio Agüero

Forlan con Aguero

Con el Kun fueron dupla de ataque en Atlético, donde brilló y volvió a ser el máximo artillero de Europa


Luis Suárez

Forlan con Suarez

Junto al salteño tuvo su pico máximo en Sudáfrica, donde ganó el Balón de Oro al mejor jugador del Mundial.


Día clave para cerrar lo de Aguirregaray

La jornada de hoy puede ser definitiva para saber si Matías Aguirregaray termina firmando por Peñarol para la próxima temporada. El acuerdo entre Peñarol y Estudiantes ya se dio (el club pagará un préstamo de US$ 180 mil), pero rresta cerrar el sueldo del jugador. El lunes se le dio un plazo de 48 horas para que el jugador pensara la oferta, y el mismo vence hoy.

Si el acuerdo no se concreta, Peñarol podría empezar a buscar otra alternativa, aunque no es fácil ya que varios jugadores que fueron ofrecidos en un primer momento quedaron por el camino ante la intención del cuerpo técnico de contar con Aguirregaray, y fueron arreglando con otros equipos, como Damián Suárez y el peruano Advíncula.

Por otro lado, el club presentó ayer un plan de descuentos en la venta de butacas: 36% la "butaca eterna" y 25% en la "doble quinquenio". A su vez, el presidente Juan Pedro Damiani anunció que desde el Apertura, a la Ámsterdam solo entrarán los socios, lo que servirá para identificar a quienes cometan desmanes. l

Populares de la sección

Acerca del autor