Con la duda sobre el futuro de Guardiola, arranca la Bundesliga

Pep va por el tetra con Bayern, aunque los rumores son que se irá a Manchester; Tendrá cinco partidos televisados por fecha
El Bayern Múnich dará el pistoletazo de salida a una nueva temporada el viernes en casa ante el Hamburgo, en una Bundesliga 2015-2016 que podría ver cómo el equipo bávaro consigue su cuarto título liguero consecutivo, todo un récord, con la duda sobre la continuidad de su técnico, el español Pep Guardiola.

Guardiola comienza su tercera temporada, y última de su contrato, al frente del equipo muniqués, rodeado de dudas y rumores sobre su futuro más próximo.

La cadena de televisión BeIn Sport insiste en que el técnico catalán tiene ya un contrato firmado por cuatro años para unirse al Manchester City en la temporada 2016-2017, pese a que los Citizens renovaron por un año a su entrenador (el chileno Manuel Pellegrini), mientras que el presidente del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, quiere renovar a Pep.

Los altos cargos del Bayern insisten en que la prioridad de cada temporada es el título liguero, pero Guardiola fue fichado para que los bávaros alcancen la gloria en la Liga de Campeones europea.

Tras ser eliminado en semifinales por el Real Madrid y el Barcelona en los dos años anteriores de la 'era Guardiola', los dirigentes del Bayern esperan que a la tercera sea la vencida.

- Vidal y Douglas Costa, caras nuevas -
Sea cual sea el futuro de Guardiola, el Bayern tendrá que iniciar un nuevo recorrido sin su general en el medio del campo, Bastian Schweinsteiger, que dejó Múnich después de 13 temporadas para unirse al Manchester United.

Los muniqueses son los grandes favoritos para hacerse con la Bundesliga y convertirse en el primer equipo en conseguirla cuatro veces seguidas.

Los hombres de Guardiola han perdido 6 de los últimos 8 partidos oficiales, después de un final de temporada sin motivación tras ganar el título, incluida la última Supercopa alemana ante el Wolfsburgo (1-1, 5-4 a penales).

Pero al menos no se dejaron sorprender el pasado domingo y vencieron al Nottingen (3-1), de 5ª división, en la primera ronda de la Copa alemana.

El nuevo fichaje de los bávaros, el chileno Arturo Vidal abrió el marcador, que redondearon Mario Götze y el delantero polaco Robert Lewandowski.

"Fue un buen test para el inicio de la Bundesliga, el viernes", comentó Götze. "Estamos preparados para la temporada, motivados y vamos a por ello".

El conjunto dominador en Alemania sigue renovándose y al ya mencionado Vidal, hay que añadir la incorporación del brasileño Douglas Costa, procedente del Shakhtar Donetsk, que ha sido una de las sensaciones de la pretemporada y que parece que será el recambio natural de un Franck Ribery, con pasa mucho tiempo lesionado.

Pese a que el Bayern ha ganado las últimas tres ligas con gran ventaja sobre sus competidores, este año parece que la distancia puede reducirse con el pelotón de perseguidores que forman el Wolfsburgo, el Borussia Mönchengladbach, el Bayer Leverkusen y el nuevo Borussia Dortmund.

- Un Dortmund sin Klopp -
El Dortmund es toda una incógnita después de la marcha de su icónico entrenador Jürgen Klopp tras siete años en el club. Su sustituto, Thomas Tuchel, tiene la ambiciosa misión de volver a pelear con el Bayern tras una temporada discreta en el equipo de la cuenca del Ruhr, 7º en la Bundesliga.

Para ello, el conjunto amarillo no ha hecho grandes fichajes, únicamente la llegada del internacional Gonzalo Castro (procedente del Leverkusen), pero ha conseguido algo más difícil, mantener a todas sus estrellas: el central Mats Hummels, el centrocampista Ilkay Gundogan, el atacante gabonés Pierre-Emerick Aubameyang, y sobre todo al excelso mediapunta Marco Reus, pretendido por media Europa.

Junto a ellos, se sitúa el Wolfsburgo, que tendrá que gestionar un calendario con Champions y Bundesliga, además puede perder a su mejor jugador, el belga Kevin De Bruyne, al que varios medios británicos colocan en el Manchester City por unos 63 millones de euros.

Esta edición del campeonato germano tendrá una nueva cara, y es que el Ingolstadt hará su debut en la máxima categoría del alemán. Además, el otro equipo ascendido, el Darmstadt vuelve después de 33 años de ausencia.

Así pues, todos los elementos ya se conocen para que vuelva la liga que más espectadores arrastra a sus estadios (43.500 de media), por los 36.200 de la Premier inglesa o los 27.000 de la Liga española.

Populares de la sección