Con goles de Carlos Sánchez, River ganó la Recopa

Los millonarios le ganaron la final a San Lorenzo y Sánchez, Mora y Mayada levantaron la copa

River Plate se adjudicó la Recopa Sudamericana por primera vez en su historia al ganarle a San Lorenzo por 1-0 (0-0), en el duelo de equipos argentinos por la segunda final de este trofeo continental, jugado la noche del miércoles en el estadio Nuevo Gasómetro en Buenos Aires.

Como en el encuentro de ida, en el Monumental, River, el campeón de la Copa Sudamericana, ganó por la mínima diferencia, con gol anotado por el volante uruguayo Carlos Sánchez a los 67 minutos.

El campeón terminó el encuentro con diez jugadores por la expulsión del defensor Ramiro Funes Mori (81), mientras que en el 'Ciclón' vio la tarjeta roja Julio Buffarini (90).

Para River, se trató de su séptimo título en el plano internacional, que llega un par de meses después de la obtención de la Copa Sudamericana-2014, mientras que el 'Ciclón' volvió a sufrir una caída en una final, tal como le sucedió contra Real Madrid en el Mundial de Clubes de Marruecos.

Obligado a atacar para tratar de dar vuelta la serie tras la derrota en la ida, San Lorenzo intentó tomar el protagonismo, pero River lo supo esperar bien plantado, sin meterse dentro de su campo, y además le quitó espacios e intentó pelearle la posesión del balón.

A partir de esta lucha, el desarrollo se hizo trabado y hubo pocas llegadas a las áreas, pero fue River el que se aproximó primero, con una buena jugada colectiva que derivó en un centro de Ariel Rojas y en la llegada de Sánchez, que definió apenas desviado desde ángulo cerrado.

Encima, San Lorenzo debió reacomodar su esquema en la mitad de la cancha, porque pocas horas antes del partido había perdido a Néstor Ortigoza por un estado gripal, y antes de los 15 minutos debió salir Franco Mussis por una lesión.

Con mucha vergüenza, el Ciclón reaccionó y después de la media hora estuvo muy cerca de abrir la cuenta, con un disparo de Matías Caruzzo, pero Barovero se lució con una estirada a puro reflejo para sacar la pelota del rincón, en la primera intervención de una noche espectacular.

Antes del final de la primera etapa, el encuentro estuvo suspendido durante cinco minutos, lapso en el que debió ser atendido el asistente Belatti, que fue impactado por un proyectil lanzado desde la tribuna.

Al todo o al nada

En la segunda parte, San Lorenzo decidió jugarse a todo o nada, y antes de los quince minutos tuvo tres ocasiones muy propicias para ponerse en ventaja, primero con un remate de Cauteruccio que salvó Barovero; enseguida, otro disparo del delantero uruguayo se fue muy lejos, y Mas, en una escapada por izquierda, remató cruzado de zurda y la pelota salió al lado del poste.

Pero, acaso cuando más cerca estaba el local, River lo sorprendió con la apertura, que llegó en una jugada de derecha a izquierda, hasta que Mora encontró campo, desbordó y envió el centro atrás para la llegada de Sánchez, que tocó con lo justo ante el cierre de Caruzzo para decretar el 1-0.

Herido, el 'Ciclón' buscó vender cara la derrota, pero en esos últimos minutos Barovero se agigantó y evitó el empate con una fenomenal tapada ante un cabezazo a quemarropa de Matos dentro del área chica, luego le ganó un mano a mano a Villalba, y volvió a taparle un disparo al mismo volante a puro reflejo.

Con muchos espacios, River podría haberlo liquidado, pero Sánchez desvió su remate con el arco vacío tras un rebote que dio Torrico, y con las pulsaciones a mil, ambos equipos terminaron el encuentro con un expulsado por fuertes infracciones.

Con Marcelo Gallardo como conductor, el equipo de la banda roja volvió a disfrutar el halago de saborear un título internacional, y de empezar de la mejor manera una temporada en la que el gran objetivo es la Copa Libertadores de América.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios