Con estos Warriors nace una dinastía

La llegada de Kevin Durant le dio a Golden State un salto de calidad; ¿quién podrá frenarlos?

Stephen Curry revolucionó la NBA por su capacidad triplera. Klay Thompson es su complemento perfecto. Kevin Durant un goleador letal, uno de los mejores aleros del mundo. Draymond Green un ala-pívot atlético con carácter. Y Andre Iguodala una pieza de recambio excepcional capaz de defender a un tal LeBron James. Con este equipazo –más el georgiano Zaza Pachulia con el rol específico de capturar rebotes– los Golden State Warriors se proclamaron campeones de la NBA.

El lunes le ganaron 129-120 a Cleveland Cavaliers y liquidaron la serie final por 4 a 1 tras experimentar el viernes, como visitantes, su única derrota en todos los playoffs.

Antes, habían firmado la mejor marca de la fase regular con 67 triunfos y 15 derrotas.

En los playoffs ridiculizaron a sus rivales: 4-0 a Portland Trail Blazers, 4-0 a Utah Jazz y 4-0 a San Antonio Spurs.

Y en la final se tomaron revancha ante LeBron y compañía que el año pasado les arrebataron la corona con una remontada histórica: ganaban 3 a 1 y terminaron perdiendo 4 a 3.

Esa derrota motivó variantes en el equipo que se había coronado campeón la temporada anterior (la 2014-2015) cuando le ganaron a los propios Cavaliers por 4 a 2.

Y así llegó Durant, sediento de ganar su primer anillo de campeón. En 2011-2012 se lo impidió el Big Three de Miami Heat conformado por LeBron, Dwayne Wade y Chris Bosh ganándole a Oklahoma City Thunder por 4 a 1.

Durant dejó solo a Russell Westbrook en los Thunder para ir en busca de la gloria. Y lo logró como el mejor jugador (MVP) de unas finales en las que promedió la friolera de 35,2 puntos.

Los Cavaliers vendieron cara la derrota. LeBron –quien perdió su quinta de ocho finales– se llevó en el camino un récord que pertenecía a Magic Johnson al sumar su noveno triple doble (más de dos dígitos en puntos, rebotes y asistencias) en finales de la NBA. El ex Los Angeles Lakers sumó ocho en su trayectoria.

En la final del lunes aportó 41 puntos, 13 rebotes y ocho asistencias. Pero no hubo caso, los Cavaliers siempre fueron a remolque de los Warriors. Siempre intentando estar en partido. Diez, ocho, hasta seis puntos cerca. Pero cuando Curry y Durant apretaron el acelerador el marcador se disparó y nunca hubo marcha atrás.

Los Warriors ganaron su segundo título en tres años y seguramente llevarán a los Cavaliers a buscar un refuerzo top para ponerse a tono. Pero por la forma en cómo arrasaron con la corona, el equipo de Oakland puede marcar una era llena de títulos, algo que en la NBA se llama dinastía.

Las cifras

35,2 puntos promedió en las finales Kevin Durant que fue elegido como el MVP de las finales. Hizo 39 ayer y su "peor" producción fue 31.
101.725.630 dólares fue lo que gastó en salarios los Warriors en 2016-2017. El jugador franquicia es Durant con ingresos de US$ 26.540.100. Los Cavaliers fueron los que más gastaron: US$ 127.511.146.