“Con el gol me saqué un peso de encima”

El delantero de Danubio confesó que cargó con una presión extra por enfrentar a su exequipo, Nacional, que no gritó el tanto por “memoria” y “respeto” y que siente que ya se metió en el corazón del hincha de la franja

Bruno Fornaroli fue clave el domingo para darle el triunfo a Danubio ante Nacional, el equipo donde se formó. Del gol que no gritó, de sus sensaciones, de su paternidad y de su carrera habló el Tuna con El Observador en el calor de su hogar.

¿Qué sensaciones le quedaron tras el gran triunfo del domingo?
Tuve sensaciones encontradas porque jugué contra el equipo que me dio todo. Para mí iba a ser un partido especial. Tenía una linda responsabilidad de enfrentar por primera vez a un equipo al que le tengo mucho cariño, que me formó como jugador y persona. Muchos querían ver si iba a rendir o no.

Pero rindió...
Y sí... Con el gol me saqué un peso de encima. Si bien no estaba pendiente de lo que se decía, sabía que tenía una presión extra de rendir ante el equipo de dónde salí.

¿Ya tenía previsto no gritar el gol?
Lo tenía clarísimo. Lo hablé con mis compañeros porque muchos me decían que lo iba a hacer y me pedían que lo gritara. Pero uno tiene que tener memoria y sobre todo respeto en el fútbol. Por todo lo que me ha dado Nacional. No solo por la hinchada y los jugadores sino también por las personas invisibles como las cocineras o la nanita.

¿Dónde estuvo la clave de la victoria?
Sabíamos que con la presión alta, quitándoles la pelota no les iba a gustar. Con Gonzalo Barreto nos turnamos para flotar a espaldas de sus volantes centrales y en el primer tiempo nos dio buenos resultados y fuimos contundentes.

¿Se fue mal de Nacional?
No. Siempre me fui bien de Nacional. La última vez estaba el Vasco Arruabarrena de técnico y me abrió las puertas para entrenar. Tenía ilusión de quedarme, pero con el cambio de entrenador (Gerardo Pelusso) no se dio y Danubio me abrió las puertas.

¿Cómo siente su relación con el hincha de Danubio?
Después de las finales con Wanderers me he metido en el corazón del hincha de Danubio. Me costó, porque al principio no me fue fácil adaptarme y la gente me pedía más.

¿Considera que este triunfo fue el envión para pelear por el campeonato?
Si. Esta victoria genera confianza, pero ahora hay que hacer valer el triunfo.

Se viene Rentistas, un rival que les ha sacado puntos...
Y vamos a una cancha difícil de jugar... A veces conseguís un triunfo importante y después el equipo se descansa. Tenemos que ser conscientes de eso.

¿Le toca ser un referente dentro del plantel?
Tenemos un plantel joven con muchas ganas de salir adelante. Por haber jugador en varios equipos y por edad me toca serlo, pero me lo tomo con tranquilidad y trato de disfrutarlo.

¿Cambiaba el curso de Danubio en la Libertadores si se le ganaba en el debut a San Lorenzo?
Sí. Hicimos un buen partido, los obligamos a jugar mal, pero la Copa son 95 minutos y si bajás un poco el nivel nos pasa lo que nos pasó.

¿Cómo se encaran los partidos que quedan?
Con responsabilidad. Intentaremos dejar la mejor imagen posible. Vamos a pelear cada partido para que se hable de un Danubio que dio pelea y que no digan que estuvimos de paseo.

¿Cómo terminó su relación con Daniel Fonseca?
No tuve ningún problema, solo que cuando tuve que renovar el contrato con él preferí otra cosa. No tengo ningún tipo de relación, hace años que no lo veo y no tengo contacto con él.

¿Cómo lo lleva la paternidad?
Muy bien. Federica tiene un año y un mes y la disfruto a cada instante. Mil veces llego caliente de un partido pero al ver a mi hija en casa me despeja la cabeza.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios