Con el alma en el tatami

Braian Elliot y Federico González se tienen fe para clasificar a los Juegos Olímpicos

A partir de este jueves un par de deportistas uruguayos levantarán la bandera de la ilusión en Aguascalientes, México, para intentar poner al taekwondo nacional por primera vez en los Juegos Olímpicos.

Braian Elliot y Federico González, quienes se clasificaron a los Juegos Panamericanos de Toronto el año pasado compitiendo en marzo justamente en Aguascalientes, se tienen fe de lograr la clasificación aunque asumen que el desafío es por demás complicado.

"En mi categoría son 10 competidores y están todos muy afilados. La mayoría viene con una preparación mucho mejor a la nuestra y todos vienen a clasificar. Es un torneo eliminativo, el que pierde un combate queda afuera y solo clasifican los medallistas de oro y plata", contó a Referí Elliot que peleará en +80 kilos.

Medallista de plata el año pasado en el Sudamericano de Lima donde se fracturó la mano en el primero de sus tres combates, Elliot afirmó que los rivales más fuertes serán los de Cuba, Estados Unidos, Canadá y Venezuela.

"De la lesión estoy bien, hace un mes estoy sin yeso y logré casi toda la movilidad, hice combates y aguantó lo más bien", expresó.

El taekwondista de 25 años fue medalla de bronce en los Juegos Odesur de Santiago 2014 mientras que en los Panamericanos del año pasado ganó su primer combate, 11-2 a Douglas Townsed de Islas Vírgenes, y quedó eliminado en el segundo al caer apenas 3-2 con Misael López de México.

Hoy realizará el pesaje y mañana definirá su pasaje a Río 2016.

Federico González, por su parte, combatirá el viernes en la categoría -68 kilos.

"Me siento muy bien, creo que maduré mucho durante el 2015 en lo deportivo lo que me hace sentir más seguro", dijo a Referí.

"Mi categoría está muy pareja. Me he cruzado con la mayoría, con algunos gané, con otros perdí. Canadá y Puerto Rico son los más fuertes, pero creo que se puede dar, va depender mucho de quién esté más fuerte de cabeza ese día", expresó el joven de 21 años.

Tanto Elliot como González sacaron plata de sus bolsillos a principios de año para ir a entrenar una semana al Cenard de Buenos Aires junto a la selección argentina.

Esa situación determinó que se alejara de la selección Mayko Votta que irá al torneo en calidad de entrenador.

Posteriormente, González se costeó 10 días de entrenamiento en Río Claro, San Pablo, tras recibir una invitación de parte del equipo de la ciudad donde se preparó con muy buenos competidores.

"Tengo una beca del Ministerio de Defensa y la aproveché para estos viajes", comentó González.

Elliot, por su parte, percibe una beca de la Fundación Deporte Uruguay (FDU) luego de haber ganado la medalla de los Juegos Odesur.

Finalmente, la Federación Uruguaya de Taekwondo, los mandó con fondos vertidos por la FDU a entrenar tres semanas a Monterrey donde ultimaron su preparación con el equipo de Nuevo León, la Universidad de Tigres y la selección de Aruba.

"Sabemos que la realidad de algunos países como México, Estados Unidos o Canadá porque sus deportistas viven de esto. Pero eso no me preocupa mucho", sostuvo González que junto a Elliot quiere hacer historia.


Populares de la sección

Acerca del autor