Con derecho a soñar en grande

Clasificado a la final del Final Four de la Liga Sudamericana, Aguada busca ser la sede de la definición del certamen: necesita más de US$ 50.000 y busca la financiación a través del estado

"Sería divino, increíble, una fiesta mucho más grande de la que ya vivimos”. Federico Bavosi, el base de Aguada se anima a soñar con que su equipo sea el organizador del Final Four de la Liga Sudamericana de Básquetbol.

El aguatero se clasificó el jueves al terminar segundo en el grupo en el que fue local en el Palacio Peñarol.

Y ahora quiere ser la sede de la definición del certamen prevista para el 27 y el 29 de este mes.

“Es una posibilidad histórica”, dice a El Observador Flavio Perchman, presidente de Aguada. “Pero para eso necesitamos el apoyo del estado o de algún ente”, agrega.

Ser local en el grupo semifinal le insumió al club unos US$ 90 mil. Perchman contó que se recaudaron US$ 60 mil y que el resto se cubrió con espónsores.

“Ya tenemos la logística, la cartelería que costó US$ 5.000 ya nos queda”, afirma.

La Asociación de Básquetbol Sudamericana (Abasu) le dio plazo a Aguada hasta el lunes de noche para que pueda presentar su propuesta de localía.

“Ya estamos haciendo diversos sondeos, pero hay muchas autoridades que estaban en Jordania y llegan en la madrugada (de hoy)”, dice Perchman.

“El Final Four tiene un costo de arranque de US$ 50 mil y a eso hay que sumarle el alojamiento, la alimentación y los traslados para las delegaciones extranjeras”, explica.

“La organización que hicimos en la semifinal fue muy elogiada. Y si somos locales en la final, las chances deportivas se incrementan”, expresa.

En sintonía opina Bavosi, quien llegó al aguatero esta temporada, procedente de Unión Atlética: “Es una ventaja jugar de local, la hinchada de Aguada influye mucho. Yo jugué casi los 40 minutos de los tres partidos que tuvieron un ritmo muy intenso y había jugadas en las que las piernas no daban, pero el aliento del público te hacía dar más”.

Bavosi totalizó en las semifinales 116 minutos con 26 puntos.  

Menos minutos, 105, tuvo el jugador estrella del equipo, Leandro García Morales.

“Volvió a demostrar que está muy por encima de la media del básquetbol uruguayo”, comenta Perchman.

García Morales, el hombre clave la temporada pasada para darle el título local a Aguada después de 37 años, hizo 70 puntos en los tres partidos jugados en el Palacio Peñarol.

Sergio Hernández, entrenador argentino de Uniceub que venció a Aguada y se clasificó primero en el grupo dijo a la web relojde24, analizando la actuación de su equipo: “Extrañamos la falta de un goleador natural, entonces dependemos mucho del juego colectivo organizado. A veces necesitás a un García Morales o un Leo Gutiérrez (Peñarol de Mar del Plata) que te abren solos el partido, son esos jugadores que se ponen el equipo al hombro y te sacan las castañas del fuego”.

Los números de García Morales son colosales. Es el goleador del torneo –el segundo en importancia en el continente tras la Liga de las Américas– con 149 puntos con un promedio de 24,8 superando los 121 del brasileño Alex de Uniceub.

Pero además es el mejor triplero de la competencia con 25 aciertos y es el jugador con más robos de balón del certamen con 16.

Además, está tercero en la tabla de asistencias con 26. Un monstruo.

“Esto demuestra que tenemos vigencia como equipo”, afirma Perchman. “Más allá de la gentileza de Bohemios y Biguá, el torneo lo encaramos con la base del equipo que salió campeón de la pasada Liga Uruguaya”.

Para esta Liga Sudamericana, Aguada se reforzó con Dwayne Curtis, de Bohemios, y Cedric McGowan de Biguá, además de Jeremis Smith quien seguirá su carrera en México.

No pudo contar con Greg Diligard quien viajó a Estados Unidos por el fallecimiento de su madre (vuelve mañana) y cuando llegue el Final Four se definirán los otros dos extranjeros.

Ahora se vienen Goes (martes), Sayago (jueves) y Atenas (sábado). Después, a soñar en grande.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios