Con cáscara y todo

Los Halcones se devoraron a la Naranja Mecánica, golearon 6-2 y se medirán el viernes en semifinales contra Sudáfrica

En diciembre del año Martín Battistoni se rompió los ligamentos de la rodilla. Siguió jugando porque la lesión no le molestaba. Hasta que en el partido de la serie ante Inglaterra se sintió: "Justo ahora", contó con bronca a El Observador.

Para un deportista amateur una lesión grave es todo un tema. Acá no hay equipos que solventen los gastos ni fácil acceso a los profesionales especializados. Es el bolsillo, y la salud, del jugador los que lo sufren.

Pero ahí estaba una vez más Battistoni en la cancha. Tras descansar ante Sudáfrica arrancó el miércoles titular ante Holanda, el partido bisagra para Uruguay en el Mundial B que se disputa en Canelones.

Ganar equivalía a quedar a un partido de clasificar al Mundial A de 2013, a disputarse en Luanda. Perder era despedirse de todo y dejar ambientado el espectacular salón de fiestas del Sergio Matto para las visitas sin derecho a probar ni siquiera la torta.

Y justo Battistoni abrió el camino cuando se jugaban apenas dos minutos. Un misil invisible para el arquero holandés del propietario del mejor tiro externo que posee Uruguay.

Lo que siguió después fue una auténtica exhibición de juego de Los Halcones. Claudio Maeso se encargó de anular al mejor jugador holandés Niels Jennsen, el equipo recuperó rápido la bocha y la manejó con un voraz apetito ofensivo.

El segundo gol fue una obra de arte. Maeso recuperó, Battistoni la puso profunda y Mauro Corbo recibió de espaldas al arco, giró y la clavó en un ángulo. Desde la delegación uruguaya ya le habían comentado a El Observador: "Corbo no solo es uno de los mejores de Uruguay, es de los mejores del campeonato".

Dos goles de Claudio Maeso, uno de libre directo y otro tras gran robo de Juan Manuel Campana sellaron el 4-0 con el que se cerró el primer tiempo.

Todo arrancó igual en el complemento, con Maeso alcanzando un hatrick en otro libre directo. Y en eso llegó un relax que Holanda aprovechó para acortar distancias con goles de Nicky Luiteiler y Jennsen.

Pero quedó en eso. Bueno técnicamente, pero muy frío en su disposición anímica, Holanda nunca estuvo en partido y Uruguay lo cerró con otra bomba de Battistoni.

Los Halcones jugarán las semifinales ante Sudáfrica que despachó a Israel con un cómodo 5-0.

La otra llave la disputarán Austria, que derrotó 4-1 a un combativo Egipto, e Inglaterra, que venció sin pasar casi sobresaltos a Macao por 3-1.

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios