Con aroma olímpico

Andrés Silva y Déborah Rodríguez competirán este fin de semana en Río por el Iberoamericano

Por Sebastián Amaya, invitado a Río de Janeiro

Déborah Rodríguez y Andrés Silva fueron los adelantados uruguayos a llegar a Río de Janeiro que este fin de semana, recibirá al Campeonato Iberoamericanos de atletismo, donde ambos irán por lograr marcas clasificatorias en los 400 vallas.

Tras arribar a Brasil el miércoles junto a su entrenador, Andrés Barrios y la fisioterapeuta Ana Díaz, ambos manifestaron a Referí tener buenas sensaciones por el momento en el que se encuentran, la evolución en las competencias que han realizado este año y por tener la posibilidad de correr en el estadio João Havelange o Engenhao donde se disputarán las pruebas de atletismo durante los Juegos Olímpicos.

"Estoy muy contenta por cómo venimos entrenando, que eso es lo más importante, la seguridad del deportista de que los entrenamientos sean buenos", dijo Déborah, quien ya tiene asegurada su marca olímpica en 800 metros, pero que va por la de 400 vallas, la única prueba en la que competirá en el Ibero.

La marca que debe bajar es la de 56.20. "Mi entrenador está muy conforme con los resultados de los entrenamientos y también de las competencias pasadas que tuvimos de preparación para el Iberoamericano y las que se vienen ahora", señaló.

Tal como se había planificado, el Iberoamericano será uno de los picos de rendimiento de los pupilos de Barrios. "En realidad es uno de los picos de entrenamiento", aclaró Déborah. "Más allá de que nosotros estamos en muy buena performance ahora, también apuntamos a obtener un buen resultado en los Juegos Olímpicos y mi entrenador planificó para tener varios picos en el año, uno de ellos es este".

En crecida
Con el mismo espíritu, Andrés Silva ve al torneo como una buena ocasión para sellar su boleto a los Juegos. "Venimos en una crecida de la marca en este año, con respecto a la primera en San Bernardo y a la segunda que se corrió en 50.07, pasamos de estar a un segundo y cuatro décimas de la marca clasificatoria, 49.40, y ahora al correr en 50.07 en la competencia pasada de San Bernardo quedamos a seis décimas", explicó.

"O sea que venimos muy bien", dijo el atleta que va por el pasaje a sus cuartos Juegos Olímpicos.

Silva señaló que en el Ibero tendrá la oportunidad de competir contra corredores de gran porte, lo que lo hará rendir al máximo. "No hemos tenido competencias en que los rivales hayan sido extremadamente exigentes. Sabemos que en este Ibero van a haber rivales de muy buen nivel", señaló, y destacó la presencia de los mejores atletas de Puerto Rico, con Eric Alejandro, uno de sus rivales de todas las horas, y del equipo brasileño.

La importancia de la pista
Además de todo lo que significará estar en la inauguración de uno de los estadios olímpicos, tanto Silva como Rodríguez destacaron la importancia de correr en una pista nueva y de primer nivel. "Va a ser una pista muy rápida y eso es espectacular para nosotros porque estamos acostumbrados a nuestro país a competir en una pista un poco más lenta y estas pistas siempre vienen bien para mejorar las marcas, así que espero que la suerte me acompañe", dijo la atleta.

Déborah también destacó que poder competir en el estadio olímpico a pocos meses de los Juegos es una "ventaja muy grande" que buscará aprovechar.


Andrés Silva

Referente
A los 30 años disputará su sexto Iberoamericano, un torneo especial porque buscará marca clasficatoria para estar en sus cuartos Juegos Olímpicos consecutivos. Silva, campeón mundial sub 18 de octatlón en Sherbrooke 2003, corrió su primer Ibero en Huelva 2004 (6º en 400 m). Fue oro en Ponce 2006 en esa prueba, plata en 400 vallas de San Fernando 2010 y oro en San Pablo 2014 con récord de torneo.

La marca
Silva necesita rebajar el 49.40 para clasificarse a los Juegos Olímpicos. Su mejor marca 2015 fue 49.43 cuando fue campeón del Sudamericano de Lima. La última vez que rebajó el 49.40 fue cuando ganó el oro del Iberoamericano 2014 con 48.65.

La frase
"Estoy contento por tener una instancia más de poder participar de los Iberoamericanos; en el pasado me fue muy bien, no solamente con mi mejor marca personal, sino también con una marca que me permitió estar muy bien ranqueado a nivel mundial".

Déborah Rodríguez

La figura
A los 23 años disputará su tercer Iberoamericano, un torneo donde apunta a sumar su segunda prueba olímpica para Río 2016 (ya está clasificada en 800 m). En San Fernando 2010 fue quinta en la serie semifinal con 1.00.96 mientras que en San Pablo 2014 terminó medalla de plata con un crono de 57.56. Rodríguez ya fue olímpica en Londres 2012 donde 28ª entre 42 participantes del 400 vallas.

La marca
Déborah Rodríguez neceista rebajar su récord nacional si pretende clasificarse a Río también en 400 vallas. Ya tienhe marca en 800 m. Su mejor tiempo es de 56.30, desde agosto del año pasado donde compitió en el Mundial de Pekín y terminó 21ª.

La frase
"Este es mi tercer Iberoamericano. Fui en el 2012 y 2014. En el primero no me fue muy bien, la verdad que fue una competencia muy mala y no pude clasificar a la final. La segunda fue mejor, clasifiqué a la final y obtuve la medalla de plata. Y en este espero que sea mejor".