Con "33" de mano

Con la victoria obtenida ayer en el Rally de Treinta y Tres, Enrique Pereira y Juan Antelo reavivaron sus chances

Paciencia y convicción. Condiciones que supieron aplicar los retadores Pereira y Antelo para quedarse con Treinta y Tres, una de las pruebas más complejas y desafiantes del torneo 2013.

El sábado, la punta llevó la firma de Martín y Omar Cánepa, ganando los 4 especiales y manteniendo a sus principales rivales a la cola del Evo IX. Los de Pando tenían claro el objetivo y cumplieron a la perfección con el plan de carrera diagramado, el que no exigía más que ganar o clasificar por delante de sus rivales directos.

Cerrada la Etapa 1, Cánepa dejaba el coche en Parque Cerrado con una ventaja de 17 segundos y 8 décimas. Muy buena diferencia si tenemos en cuenta lo que ha demostrado la Clase 3, la mayor divisional de la especialidad. La que exige y obliga en cada fecha, midiendo cada tramo al segundo o a la décima.

Un vuelo que cambió la punta

El domingo, la historia cambió. No fue una variante radical y contundente. La ventaja se fue desgastando a favor de Pereira en los especiales 5, 6 y 7, hasta llegar el tramo 8.

En ese prime, los Cánepa dañaron un palier trasero en el vuelo, quedando con tracción en tres de las cuatro ruedas, originando una caída en el clasificador, difícil de disimular.

Pero Martín no descansó los brazos y se afirmó en el volante, mientras Omar aumentaba el tono de voz, marcándole a su hijo que la carrera no estaba perdida. Cada referencia en la hoja pasó a ser un aliento. Llegaron al final de tramo perdiendo la punta por 9 décimas.

Los retadores jugaron su carta

Antelo también cambió la voz a la hora de las referencias y Pereira no dudó ni un instante. Era todo o nada. Era la chance para descontar y ganar. Era parte del plan de cara al Atlántico en noviembre.

Restaba el tramo 9 en el Parque del Olimar. El que reflejaba, en cada metro, lo que fue un fin de semana con asistencia de público récord, medida en miles de personas.

Martín Cánepa tenía las cartas jugadas. La punta estaba perdida pero tenía que llegar dentro del podio. Al final, lo logró.

Ocupó la segunda posición, manteniendo “positivos” en el acumulado.

Para Pereira, una victoria merecida por el esfuerzo. Como final de truco, contó con la "muestra” y la “liga”.

Cigliutti-Correa son referentes

Dentro de la Clase 3N, Cigliutti y Correa con doblete en la cima del podio. Nuevos en la clase, ya marcan territorio.

Del Présito y Villete penaron con la bomba de nafta, pero aseguraron el segundo puesto, aventajando a Pita y Capel.

Incertidumbre en la Clase 8

Los tracción simple también vibraron. Wolloch dominó, pero su puesto, como el de Arrieta, Rezk y Gallo, están pendientes de resolución.

En la 6, Gallinal bajó el martillo. Firme y contundente con Basso en la hoja.

En la 9 y 9N, victorias para Ansalás–Ramos y los hermanos Aguirre, con Honda Civic y VW Gol respectivamente.

En la 10 Nacional, victoria para Scarone – Pizarro con Peugeot 205.

Ahora todos se aprontan para el gran final: el Rally del Atlántico (también fecha FIA - CODASUR) a disputarse del 22 al 24 de noviembre con epicentro en Minas.


Fuente: Marcelo Della Torre - Especial Para El Observador

Populares de la sección

Comentarios