"Comparar a la FIFA con la mafia es casi un insulto a la Mafia"

En el Senado de los Estados Unidos dedicó una sesión al máximo organismo del fútbol mundial y cuestionó duramente al presidente Blatter

La FIFA está acorralada. Sufre ataques permanentes y desde varios frentes. El mundo del fútbol cuestiona procedimientos en el otorgamiento de las sedes de los mundiales. Sus dirigentes son investigados por el FBI. Y todo está bajo sospecha, al punto tal que el presidente Joseph Blatter se alejó momentáneamente de su cargo.

Sin embargo, los ataques no paran. Ahora se sumó el Senado de los Estados Unidos que dedicó una sesión para hablar de la organización de don Joseph.

"Comparar a la FIFA con la mafia es casi un insulto a la Mafia ya que la corrupción de esta organización nunca ha sido tan descarada, obvia y arrogante como la que hemos conocido ahora en el ente que rige el fútbol mundial", afirmó el demócrata Richard Blumenthal

El senador dijo que se sentía abochornado y que todo lo que trascendió en las últimas semanas "puede ser sólo la punta del iceberg. Han sido muchos años de contaminación y las investigaciones nos llevarán hasta el punto exacto que alcanzó la corrupción. Podemos llevarnos aún más sorpresas".

El Senado de Estados Unidos criticó que Blatter rehusará la invitación para responder a las preguntas de sus miembros. Tampoco estuvo el presidente de la federación norteamericana, Sunil Gulati, quien envió a dar la cara a su secretario general, Dan Flynn que se limitó a decir: "El presidente Gulati ha delegado en mi persona porque yo conozco más sobre el tema".

Ante las autoridades, Flynn expresó: "tenía sospechas sobre los manejos en la FIFA, pero no podía decirlo porque no tengo pruebas contundentes de esas irregularidades. Estados Unidos tiene en la FIFA el mismo peso que cualquiera de las otras 208 federaciones que la integran, y por lo tanto nuestro margen de maniobra es limitado".

Las palabras de Flynn encontraron rápida respuesta en el periodista británico Andrew Jennings, que también intervino en la sesión del Senado norteamericano, precisando que "ya en 2011 entregué a la federación de Estados Unidos pruebas inequívocas de la corrupción en la FIFA, pero no me hicieron mucho caso".

Flynn replicó que la federación norteamericana había tratado de usar su papel e influencia muy limitado para convertirse en un firme puntal de la reforma de la FIFA mediante la mejora de su transparencia y el fortalecimiento de sus normas de ética".


Populares de la sección