Como vivir sin Messi

El argentino se perderá tres semanas por lesión, por lo que la responsabilidad de suárez y Neymar aumentará; también es una señal de lo cargado del calendario
La nueva lesión del astro argentino Leo Messi cayó como un balde de agua fría en Barcelona, donde Neymar y Suárez tendrán que dar un paso al frente como ya ocurriera hace un año para superar la sensible baja.

"El año pasado tuvimos una situación desagradable de una lesión de mayor duración y mi equipo estuvo bien", advertía el miércoles el DT azulgrana Luis Enrique, tras el empate contra Atlético de Madrid.

No obstante, admitió que "perder a Messi (supone que) pierde el fútbol y perdemos nosotros", como evidenció el bajón anímico que pareció mostrar el Barça después de la salida del astro argentino, tras la cual llegó el empate en menos de un minuto.

Messi ya no se entrenó este jueves con el equipo, tras iniciar el tratamiento para recuperarse de su nueva lesión, distinta de los problemas en el aductor de la pierna izquierda, que le había hecho perderse el partido clasificatorio mundialista de la selección argentina contra Venezuela (2-2) a comienzos de mes.

El argentino retomó la competición el 10 de setiembre en la derrota contra Alavés (2-1) en Liga.
Sin embargo, ahora Messi llegaba de dos buenos partidos con un triplete ante Celtic en Liga de Campeones (7-0) y un doblete frente a Leganés en el anterior partido de Liga (5-1). También empezó bien el encuentro, pero en el inicio de la segunda parte llegaron los problemas.
Calendario apretado

La Pulga se llevó la mano a la ingle y pidió el cambio: en su lugar entró el turco Arda Turan en el minuto 60. Poco después se confirmaba una "rotura muscular en el aductor del muslo derecho", que dejará a Messi fuera durante tres semanas.

Aunque tras sus problemas en la pierna, Messi y el club afirmaron que sólo se trataba de rebajar la carga física, el miércoles Luis Enrique admitía que el apretado calendario con siete partidos en 23 días impedía recuperar bien a Messi. "Luis Enrique tiene razón. Lo que hay son demasiados compromisos internacionales, que perjudican el calendario", apoyó el expresidente de la Liga española y candidato a reelección, Javier Tebas, quien defendió el campeonato doméstico.

La lesión impedirá al argentino jugar los partidos contra Sporting de Gijón, el sábado, y Celta (2 de octubre) y el encuentro de Liga de Campeones contra el Mönchengladbach (28 de setiembre). Pero, además, tampoco estará en los partidos de clasificación para el Mundial de Rusia que jugará Argentina contra Perú el 6 de octubre y Paraguay, el 11.

Paso al frente de Neymar

"El gran objetivo ahora es que Leo se cure bien para evitar que este tipo de lesiones se convierta en un problema de verdad en un futuro", afirmó el diario Sport, mostrando que el club no quiere correr más riesgos. En esta tesitura, llega de nuevo "la hora de Neymar", recuerda el diario catalán Mundo Deportivo. Neymar ya asumió ese papel la pasada temporada durante los dos meses sin Messi, cuando sufrió una rotura del ligamento colateral interno de una rodilla.

El miércoles, el brasileño aumentó su protagonismo ante el Atlético con la salida de Messi, pese a que no tuvo su mejor día.

Ahora también tendrá que asumir la responsabilidad ofensiva en dos partidos ligueros y uno de Champions, vitales para no perder de vista la cabeza de la Liga y mantener el liderato en el grupo C antes de los encuentros con el principal rival de la llave, el Manchester City de Pep Guardiola.

Fuente: El Observador y Agencias

Populares de la sección