¡Cómo te extraño, Intercontinental!

Un equipo de Marruecos y otro de Nueva Zelanda ponen este miércoles en marcha un torneo donde todos esperan que jueguen la final Bayern Múnich y Atlético Mineiro

El Mundial de Clubes es inclusivo, sí. Pero la Copa Intercontinental era mucho más sincera. Mientras se aguarda que los campeones de América y Europa definan el torneo, el certamen es una antesala de desinterés e indiferencia.

Basta con mirar quiénes le dan este miércoles el puntapié inicial al torneo: Raja de Casablanca, por su condición de locatario, y Auckland City, campeón de Oceanía.

Marruecos será el cuarto país en organizar el torneo, surgido en el año 2000 en Brasil y que pasó por Japón entre 2004 y 2008 y en las dos últimas ediciones, y Emiratos Árabes Unidos en 2009 y 2010.

El ganador de este partido preliminar pasará a cuartos de final para medirse, el sábado, con Monterrey de México cuyos equipos nunca han logrado establecer representaciones dignas.

En las últimas siete participaciones de equipos aztecas, solo en cuatro llegaron a semifinales y perdieron siempre en forma contundente. En las otras tres, cayeron en rondas previas ante desconocidos equipos de Japón o África.

Monterrey cuenta en sus filas con los argentinos José María Basanta (actual jugador de selección), Neri Cardozo, el Chelito Delgado y el chileno Humberto Suazo como principales figuras.

La otra llave de cuartos de final, la dirimirán Guangzhou Evergrande de China y Al Ahly de Egipto.

A Guangzhou lo dirige el italiano Marcello Lippi y cuenta con el argentino Darío Conca como su principal referente. Será su primera participación en el Mundial.

Al Alhy, en cambio, jugará el torneo por quinta vez en su historial y es junto a Auckland el de mayor cantidad de presencias.

Los egipcios han sido 36 veces campeones de su país y ocho de la Liga de Campeones africana siendo los mayores conquistadores de su continente.

En 2006 firmaron su mejor actuación en el Mundial al ganarle el tercer puesto a las Águilas de América por 2-1.

El ganador del duelo entre chinos y egipcios jugará el martes ante Bayern Múnich que llega como el gran favorito.

Los dirigidos por Pep Guardiola no contarán con Arjen Robben, lesionado. Pero el equipo lidera la Bundesliga, ya está en octavos de final de la Liga de Campeones y está en cuartos de la Copa alemana en una racha de 21 triunfos sobre 24 juegos (dos empates y una derrota sufrida ante Manchester City este miércoles) con 66 goles a favor y 13 en contra.


El campeón de la Libertadores, Atlético Mineiro, se medirá el miércoles al ganador de Monterrey con quien resulte vencedor del partido inaugural de hoy.

Los brasileños viajaron liderados por Ronaldinho, quien estuvo dos meses de baja por lesión (desgarro) pero volvió el fin de semana con gol en el Brasileirao.

A Ronaldinho le tocó jugar este Mundial en 2006, con Barcelona, donde el equipo cayó en la final ante Inter de Porto Alegre. El crack buscará revancha. 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios