Como sea, siempre gana Djokovic

Se llevó el torneo de Indian Wells tras vencer en la final a Milos Raonic, y demostró no tener rivales


Puede ser trabajando, como en los cuartos de final del viernes ante Tsonga. Puede ser sufriendo, como el primer set ante Nadal el sábado. Puede ser dando la impresión que se desconcentra, se va del partido y pierde puntos insólitos. O puede ser aplastando, como ayer en la final ante Milos Raonic. Y es un poco el resumen de esta era de liderazgo de Novak Djokovic: no siempre aplasta, a veces cede iniciativa y puntos. Pero al final se recupera y gana, la mayor de las veces con una enorme ventaja.

El serbio arrolló ayer a Raonic, duodécimo sembrado, con fáciles parciales de 6-2, 6-0 y se coronó en el Masters 1000 de Indian Wells.

En los dos últimos años, el serbio, dos veces seguidas campeón defensor, había vencido al suizo Roger Federer en tres sets por el título, y ahora logró el objetivo de alcanzar el quinto trofeo en Indian Wells, para despegarse del suizo, que tiene cuatro.

Así, además, Djokovic ratificó que no tiene rivales en el circuito, pese a que el mundo del tenis se preocupa por encontrarle un rival que esté a la altura para revalidar alguna de aquellas históricas batallas del tenis mundial. En este torneo Federer no jugó por lesión, Murray se quedó afuera en segunda ronda, Wawrinka en octavos de final. Solo Nadal llegó a enfrentarlo, y se fue con un 7-6 (5), 6-2.

Djokovic, que no ha perdido en Indian Wells desde el 2014 cuando se coronó por segunda vez -la primera fue en 2011-, obtuvo su título número 62 de su carrera. De los 62, incluye tres ganados en el 2016 con los de Doha, Abierto de Australia (Grand Slam) y ahora Indian Wells, primer Masters 1000 del año.

Djokovic mejoró su récord a 21-1 en la temporada con su única derrota en Dubai ante el español Feliciano López, ante quien en realidad se tuvo que retirar en Dubai por una lesión en el ojo. Para despejar dudas, lo derrotó con claridad en la cuarta ronda del Indian Wells.

Por su parte, Raonic se había convertido en el primer finalista del torneo al derrotar al belga Goffin en dos horas, gracias a su potente servicio, con el cual logró 11 aces por sólo tres su oponente, además de lograr un 82% de efectividad en su primer saque (el más potente) por 70% su rival.

Pese a la potencia de su saque, el canadiense Raonic se vio superado en la efectividad del primer servicio por el número uno por un amplio 68% a un 50%.

El serbio se prepara ahora para el Masters 1000 de Miami, en Key Biscayne a partir del miércoles, donde piensa revalidar su título ganado el año pasado ante el escocés Andy Murray, el quinto que logró en la Capital del Sol con parciales de 7-6 (7/3), 4-6, 6-0.

En Miami podrá aumentar su récord de ser el primer jugador en ganar el Masters 1000 de Indian Wells y en la Capital del Sol en un mismo año en cuatro ocasiones distintas (2011, 2014, 2015).

De imponerse en Miami, Djokovic empataría con el estadounidense Andre Agassi (6) con seis títulos cada uno, y se pondría a dos de Serena Williams, máxima ganadora en Key Biscayne. A esta altura, cada récord del circuito parece alcanzable para el serbio.

Cuevas Espera rivaL
Tras Indian Wells, este miércoles comenzará el Masters 100 de Miami. Hoy se realizará el sorteo, en el que el uruguayo Pablo Cuevas volverá a partir como cabeza de serie, lo que le permite debutar en segunda ronda, el viernes o sábado. Tras quedar afuera en segunda en California, el uruguayo va ahora por mejorar su actuación. Defiende apenas 20 puntos, luego que el año pasado quedara afuera en esa misma ronda.

Rn damas Azarenka
La bielorrusa Victoria Azarenka (N.13) derrotó a la estadounidense Serena Williams, primera favorita y del escalafón mundial, para titularse en el torneo de tenis femenino de Indian Wells.
Azarenka sometió relativamente fácil con parciales de 6-4, 6-4 a la menor de las Williams, quien había llegado a su primera final en Indian Wells desde el 2001.
A los 34 años y seis meses, Williams se convirtió en la finalista del torneo californiano de mayor edad, batiendo el récord de Martina Navratilova, que era un mes más joven cuando ganó la corona en 1991.