¿Cómo hay que jugarle a Brasil?

En una charla de fútbol con El Observador, Tabárez reveló los secretos sobre cómo jugarles a Barcelona o Brasil si algún día le tocaba enfrentarlos

El problema con Brasil es que podés llevar el partido 0 a 0 y faltando 15 minutos tienen una falta cerca del área. Entonces, es como dijo una vez Bilardo, llaman a uno que está en un rincón del estadio, en la tribuna, lo ponen a patear, y te ganan el partido 1 a 0. Eso es un elogio a la cultura futbolística de Brasil”.

Dos sillas. Un ventanal de cara a una de las canchas del Complejo. Tabárez y El Observador en una charla de fútbol en 2011.

El técnico rememoraba aquella vez que asistió a un encuentro de entrenadores que organiza el brasileño Carlos Alberto Parreira.

La charla se centró sobre un trabajo que presentó Parreira sobre Barcelona.

A partir de ahí se generó la charla. El Observador le planteó a Tabárez ¿cómo se le ganaba a Barcelona?

En aquel encuentro el DT uruguayo fue por otro rumbo, distinto al de sus colegas: “los brasileños señalaron que es el ejemplo de lo que hay que hacer en el futuro, jugar como Barcelona y yo estoy de acuerdo... si fuese brasileño”, señaló. “Cuando me preguntaron a mí les dije que en Uruguay no podemos pensar en jugar como el Barcelona, es imposible por la realidad que tenemos aunque nos gustaría hacerlo. Nosotros no estamos en este momento para ver si jugamos como el Barcelona. Lo que nosotros podemos pensar si nos toca un equipo como Barcelona o como Brasil, nos tenemos fe, es cómo podemos hacer para ganarle al Barcelona o Brasil si lo tenemos enfrente”.

Y acá está el punto de la cuestión. Llegó el momento. Mañana a las 16 horas, Brasil estará enfrente. ¿Cómo hacemos?

Visto a la distancia y por lo que se escucha por las calles de Montevideo, parece imposible.

Pero... el uruguayo siempre que tiene enfrente a Brasil tiene aquello que le dice ¿y por qué no?

Pero hay realidades. La que narró Tabárez citando una frase de Bilardo. La de la estadística. Tabárez nunca le pudo ganar a los brasileños. Y para colmo son locales y juega el diablo ese de Neymar que se tira y todos gritan. Es como un penal con barrera.

¿Cómo hacemos fue la pregunta en aquella charla, de 2011, en el complejo de la AUF?

Si planteáramos hoy la pregunta, Tabárez no la va a responder. Por razones obvias. Juegan en pocos días y no brindará pistas a sus rivales.

Pero saber qué dijo aquella vez sirve para tener al menos una posible idea de la forma de afrontar uno de los retos más complejos que puede tener un entrenador: enfrentar a unos de los mejores equipos del mundo y en su casa, con todo a favor.

“Debemos ver lo que tenemos que hacer para ser difíciles, para estudiar bien al rival, para marcarlo bien, para limitarlos y tenemos en esta generación un nivel de delanteros que nos hacen compensar las cosas que nos faltan desde el punto de vista del juego”.

El DT de Uruguay agregó: “No tenemos, y ese fue el gran error cuando plantee el 4-3-3 y me hago la autocrítica, la cantidad de jugadores suficientes para establecer un sistema de juego ideal. Por ejemplo, para jugar con punteros necesito punteros de alto nivel en cantidades suficientes, para que si no puede jugar A juega B, y si no juega B juega C, pero en el fútbol uruguayo si no puede jugar A juega B, pero ya C es mucho menos que los otros y se resiente el poderío”.

Tabárez expresó que esto por ejemplo no le sucede a Brasil. “Tienen tantos jugadores y de calidad que no se resiente si sale uno y entra otro. En el lateral si les falta Dani Alves juega Maicon o tiene dos más”.

Vistas las cartas y conocido el pensamiento del entrenador, ahora empieza la segunda tarea.

La elección de los hombres para ejecutar lo que puede ser la posible idea del entrenador.

Es obvio que va a jugar con línea de cuatro en el fondo. Se anuncia que pondría tres volantes para intentar que la pelota no llegue limpia y clara a los hombres de ofensiva. Y después el tridente al que Tabárez hizo referencia: Forlán, Suárez y Cavani. Seguramente Forlán se retrasará unos metros para oficiar de asistente.

El probable equipo estaría conformado por Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín y Martín Cáceres; Egidio Arévalo Ríos, Diego Pérez y Walter Gargano; Diego Forlán; Luis Suárez y Edinson Cavani.

Pero esa es la segunda parte de la historia. La de la elección de los intérpretes que deberán llevar adelante su idea.


Populares de la sección

Comentarios