¿Cómo entra Nacional al Campeón del Siglo?

Se quiere jugar sin policías en las canchas pero cada fin de semana se genera un lío nuevo

Peñarol anunció con todo derecho su firme deseo de ser local en su estadio ante Nacional. Sin embargo, la situación vivida por Rosario Martínez en el Parque Central tiró nafta al fuego y planteó un escenario plagado de interrogantes. Acá no se trata de decir que Peñarol no puede ser local sino que plantear una simple situación: Si en Uruguay no fueron capaces de hacer ingresar con normalidad el ómnibus de Fénix al Parque Central, ¿cómo hace la policía para la entrada y salida del bus de Nacional en el estadio de Peñarol? ¿O el de Peñarol por las angostas calles del Parque Central? Sinceramente cuesta imaginarlo.

¿Se pueden brindar garantías con gente caminando por las calles y los alrededores? Porque acá no se trata de una simple llegada o salida de un plantel. El estadio de Peñarol está diseñado para que el ómnibus ingrese al sector del vestuario, es decir, no bajan los jugadores en la vereda.

¿Pero a la salida? Porque acá está el tema. Hay gente en los alrededores.

Se podrá argumentar que en todas partes del mundo el ómnibus entra y sale sin problemas de una cancha. Pasa con River en La Bombonera donde las calles son más angostas.

Pero el tema acá es que, si hubo problemas con la llegada de Fénix, ¿se imaginan si van los jugadores de Peñarol arriba del ómnibus?

Hay cosas que el ciudadano común no entiende. Y acá no se trata de especialistas, de medidas, y de operativos. Es lo que se pregunta el común denominador de los ciudadanos. ¿Cómo le explican a la gente que los hinchas de Rosario Central rompieron toda la Seccional 9ª y cuando terminó el partido se fueron a su casa cantando?

No hay que ser especialista para darse cuenta que algo no fue normal. Y eso la gente lo mira. Y se pregunta. Pero la violencia y la seguridad en el fútbol sigue siendo un complejo laberinto plagado de interrogantes sin respuestas. Por estas horas se pretende cambiar las reglas de la seguridad.

La policía quiere abandonar las canchas de fútbol y que la seguridad sea un tema de los clubes. Pero lamentablemente hay una cantidad de vicios instalados que generan preguntas sin respuestas.

¿Cómo entra el bus de Nacional?

Omnibus Nacional

Si los clásicos se juegan en el Campeón del Siglo y posteriormente en el Parque Central cuesta imaginar cómo van a hacer para el ingreso y la salida de los ómnibus. En el estadio de Peñarol el ómnibus puede entrar. En el Parque Central el bus estaciona en la puerta. Y las calles del Parque Central son estrechas. ¿La gente está preparada para no generar problemas? Vista la agresividad que existe en las canchas, las dudas invaden.

Consultado el jefe de seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, sobre si el clásico se puede jugar en el estadio Campeón del Siglo respondió: "Del punto de vista de la infraestructura perfectamente sí. Me decís, ¿está todo el entorno? Si pudieras, con la seguridad de la AUF y Nacional, armar con tiempo y detalladamente un plan también te digo que sí. Si no lo hacemos no creo que se vaya a autorizar ese partido ahí".

Ingreso de hinchas


Seguridad

Los vicios de la seguridad en el fútbol parten desde el ingreso de los aficionados a las canchas. La Policía quiere delegar funciones y, a modo de ejemplo, en el estadio Campeón del Siglo se pretende que el cacheo lo realice la seguridad privada de Peñarol. ¿Y si la gente no se deja revisar? Está en todo su derecho de hacerlo, no hay nada reglamentado que diga que un particular puede ejercer el derecho a cachear a una persona.

Boleteros y porteros


Canchas futbol uruguayo: Viera

La historia de los hombres que están en las puertas de las canchas es increíble. A decir del secretario del gremio, José Luis Otero, les dicen una cosa y hacen otra. Sin ir más lejos en el partido Peñarol – Danubio se generó una avalancha. Otero denunció que "no había la cantidad de efectivos policiales acordados en la reunión de seguridad".

Admisión, ¿quién saca a los violentos?


seguridad futbol

El derecho de admisión es todo un tema. Sin ir más lejos el presidente de la comisión de seguridad de Peñarol, Julio Luis Sanguinetti, trasladó preguntas que quedaron sin respuestas. "Tenemos identificados a los que prendieron las bengalas en el estadio de Peñarol. Tenemos la foto. Ninguno es socio. ¿Cómo hago para identificarlos? ¿Los identifico yo o los identifica la Policía?", preguntó Sanguinetti en el programa 100% Deporte de radio Sport.

Seguridad privada

Los clubes aceptaron poner seguridad privada. Son gente de chaleco que miran a la tribuna. Ahora, vale preguntarse, ¿qué potestades tienen estos señores? "Yo soy policía sin armas, nosotros solo podemos prevenir, Ponemos seguridad privada pero nos encontramos que no hay un estatuto", reveló Sanguinetti.

Banderas

Hinchada de Nacional, banderas
Hinchada de Nacional
Hinchada de Nacional

Colgar las banderas en los alambrados está prohibido. Sin embargo, todo sigue igual. ¿Quién ordena sacar las banderas? ¿La seguridad privada? El presidente de la comisión de seguridad de la AUF, Nelson Telias, reveló a Referi: "Eso lleva tiempo. Y aparte lleva reglamentos que los estamos esperando. Como el colgado de las banderas de los tejidos. La hinchada cuelga las banderas, mandamos a la guardia privada decirles que las saquen y los pasan por arriba. Si hay un reglamento es distinto".

Cámaras

camaras de seguridad

La Policía pidió cámaras de alta tecnología. La AUF está dispuesta a comprarlas. Pongamos el hipotético caso de que identifican a una persona. ¿Cómo se ejerce el derecho de admisión? ¿Quién saca a la persona de la cancha?

Cortocircuito

Es evidente que existe un cortocircuito entre la Policía y los dirigentes del fútbol. Digamos las cosas como son. La Policía dice que los directivos no colaboran, que conocen a todos los que generan problemas y tocan el bombo pero no los denuncia. Los dirigentes aducen que esta es tarea de la Policía.


Populares de la sección

Acerca del autor