¿Cómo dirigen los exarqueros?

De los zagueros y delanteros devenidos DTs se tiene una idea general de su juego, pero qué pasa con los exgoleros

El exarquero Gustavo Munúa asume como nuevo entrenador de Nacional y poco se sabe hasta el momento de sus gustos y estilos de juego, su sistema favorito o si será un DT defensivo u ofensivo.

En el fútbol, suele darse que los técnicos exjugadores que fueron zagueros o marcadores suelen tener un planteo más ambicioso y que los que pasaron por las canchas como atacantes o creativos se cuidan un poco más. Calro que no es una regla que se cumpla en el 100% de los casos.

¿Y qué pasa con los goleros? ¿Desde su posición de privilegio en la cancha pueden desarrollar un patrón de juego común cuando son entrenadores? Referí repasó algunos nombres actuales.

Jorge Fossati, hasta hace poco tiempo técnico de Peñarol y con pasado por la selección uruguaya, se destacó por una propuesta ofensiva y de buen juego, con línea de tres en el fondo y carrileros.

Otro exgolero uruguayo que se hizo entrenador fue Ever Hugo Almeida, quien es uno de los grandes técnicos del fútbol paraguayo. También es partidario de jugar con tres en el fondo, aunque su formación "guaraní" hace que su juego no sea tan vistoso. "Queríamos un equipo veloz, muy agresivo, con mucha dinámica y un juego muy frontal", dijo cuando dirigía la selección de Guatemala.

A la lista de locales que atajaron y luego se pusieron el buzo de DT se le pueden sumar nombres como los de Roque Gastón Máspoli, Julio Balerio, Alejandro Apud, Carlos Manta y Mario Vieras, entre otros.

A nivel internacional, el exarquero argentino Ricardo La Volpe, DT de México y Costa Rica, y varios equipos de renombre, también tiene esa tendencia de jugar al ataque, con línea de tres en el fondo y un fútbol vistoso. "Si salís a ganar, ganás o empatás. Si salís a empatar, empatás o perdés", es una de sus frases de cabecera.

Por su condición, La Volpe fue objeto de críticas por parte de Diego Maradona. "Es arquero", dijo "el 10". A lo que el bigotón le respondió: "No, pero si yo era nueve y goleador. Lo que pasó fue que un entrenador se equivocó conmigo y me mandó al arco".

También argentino, Julio César Falcioni, dejó el arco para ser técnico. Es el primer exarquero argentino en ser campeón en ese país al lograr el título con Banfield en 2009, lo que luego repetiría en 2011 con Boca, equipo con el que también ganó la Copa Argentina de ese año. A diferencia de sus anteriores colegas, su estilo de juego es más conservador, aunque no le gusta que lo llamen defensivo.



Populares de la sección