Comenzó la cuenta regresiva para Brasil 2014

El reloj se instaló en Copacabana y marca los días, horas y segundos que quedan para el puntapié inicial

Un gigante reloj marca en la playa de Copacabana en Río de Janeiro los días, horas y segundos que quedan para el puntapié inicial del Mundial del 2014 en Brasil, que hará el ensayo general para este evento desde el sábado con la celebración de la Copa Confederaciones.

El 12 de junio de 2014 la selección brasileña saldrá al césped para disputar el primer partido del Mundial en Sao Paulo.

El reloj tiene unos cinco metros de altura y el diseño redondeado característico del arquitecto más famoso de la historia de Brasil, Oscar Niemeyer, ya que fue la última obra del artista, que murió en Río de Janeiro a los 104 años en diciembre de 2012.

En el acto de hoy en Copacabana, en una mañana soleada y muy caliente, estuvieron el secretario general de FIFA, Jérome Valcke, y numerosas autoridades, pero fue Pelé quien atrajo la atención de todos los bañistas que se encontraban en ese momento en la playa.

El exfutbolista pidió a los aficionados brasileños que no repitan el comportamiento que exhibieron en el partido amistoso entre Brasil y Chile del pasado abril, cuando perdieron la paciencia, abuchearon a su selección y gritaron "olé" cuando los chilenos hacían pases.

"Estamos empezando a preparar a la selección brasileña y está claro que a veces las cosas no van bien en el campo, pero tenemos un año aún para el Mundial. Vamos a apoyar al equipo", dijo Pelé.

Añadió que Brasil necesita un equipo organizado y la Copa Confederaciones, que comenzará el próximo sábado, será una oportunidad para hacer esta preparación.

"Ganar o perder la Copa es una cuestión de suerte y de cómo el equipo va a estar allí, pero espero que yo no tenga la misma experiencia que tuve a los nueve años, cuando vi a mi padre llorar porque Brasil había perdido", dijo Pelé en alusión al 'Maracanazo', que derivó en la conquista por Uruguay del Mundial de Brasil'50.

La Copa Confederaciones reúne a los campeones continentales, al vencedor del último mundial, España, y al anfitrión, Brasil, que abrirá el torneo el sábado con un partido contra Japón en Brasilia.

Carlos Ricardo Niemeyer, nieto de Oscar Niemeyer, fue el encargado de inaugurar el reloj.

En Sao Paulo, en tanto, una comitiva encabezada por la alcaldesa interina, Nadia Campeao, visitó las obras del estadio Arena Corinthians, sede del partido inaugural del Mundial de 2014.

"Veo que las obras están muy bien y por eso estamos optimistas en que vamos a cumplir los plazos y en diciembre tendremos esto prácticamente concluido", señaló Campeao, quien presidió el acto que contó con la presencia de otras autoridades locales en el futuro estadio conocido popularmente como "Itaquerao".

"Estamos aproximándonos al 80 % y ahora entra esta fase en la que nosotros comenzamos a ver las cosas finales, como la grama, y esta es la señal de que estamos cerca del final". dijo Campeao.

Falta un año para el Mundial

Populares de la sección

Comentarios