Colombia se metió por penales

Colombia eliminó a Perú desde los once pasos y se metió en semifinales

Por penales y luego de un partido muy friccionado que tuvo poco de fútbol y mucho de sacrificio, Colombia eliminó a Perú de la Copa América Centenario y se convirtió en el segundo equipo -detrás del anfitrión Estados Unidos- en clasificarse a semifinales, a la espera del rival que saldrá entre México y Chile.

Ya desde el primer tiempo el partido se presentó parejo pero con dos propuestas bien diferentes desde la concepción del juego.

Colombia, fiel a su estilo, salió al campo de juego decidido a tener la pelota y a ofender desde la tenencia y la profundidad, pero casi siempre chocó con la muralla defensiva de un Perú bien plantado en su cancha y con el objetivo de destruir el juego rival para luego aprovechar algún error.

La única jugada clara de gol la tuvo James Rodríguez, cuando logró salir de la telaraña defensiva incaica y su remate dio de lleno en el palo para ahogar el grito de gol en el MetLife Stadium.

Esa incidencia fue el principio del fin para el juego del primer tiempo, ya que a Perú se le encendió la alarma y centró todos sus esfuerzos en radiar del juego a Rodríguez además de prestarle especial atención a Juan Cuadrado, una de las armas predilectas del equipo cafetero.

Sin embargo, la oncena de José Pekerman extrañó demasiado la dinámica de Sebastián Pérez, quien se quedó en el banco y su lugar fue ocupado por Carlos Sánchez, de gran capacidad de quite pero sin tanta capacidad como para generar juego.

El partido, con la pelota en disputa, se volvió muy violento, sin acciones claras de juego y con dificultades a la hora de desarrollar su idea.

Perú y Colombia, como dos equipos cortos que son, fallaron a la hora de cristalizar esfuerzos y se llevaron al vestuario la obligación de cambiar el libreto.

En el inicio del complemento, Ricardo Gareca y José Pekerman repitieron protagonistas pero hicieron una variación táctica.

Perú, que había comenzado el partido con cinco defensores y cuatro volantes, sumó un hombre de apoyo en ataque y liberó a uno de los jugadores con responsabilidades defensivas hacia la zona media.

Colombia buscó mantener su esencia de juego asociado y para eso James debió multiplicarse a la hora de entrar en contacto con la pelota, para asistir a un Carlos Bacca mucho más movedizo y aprovechando el hombre ausente de Perú en la línea final.

Recién a los 75 minutos los entrenadores movieron el banco para los ingresos de Raúl Ruizdiaz y Dayro Moreno, dos cartas de gol para abrir el marcador sin necesidad de llegar a los penales.

El partido, con el cansancio y los cambios, tuvo una apertura positiva para el juego y en ese lapso llegaron las mejores opciones de gol, con Bacca y Flores como protagonistas.

Sin embargo, a falta de cinco minutos los dos equipos cerraron filas como esperando que los penales decidan por ellos. Y ahí, en ese juego de lotería, suerte, preparación y estudio, Colombia hizo valer la jerarquía individual, no falló en los cuatro lanzamientos que tuvo y se clasificó a semifinales, a la espera de México o Chile, que juegan esta noche.

Embed



Fuente: AFP