Coates, un zaguero de la Premier League

Juega, ordena y alienta adentro de la cancha, un jugador imprescindible para el actual momento tricolor

Sebastián Coates está pronto para volver. El sábado en Los Céspedes hizo una hora de fútbol que se suma a los 70 minutos del sábado anterior. Su sola presencia transmite seguridad en una zona donde Nacional no encuentra el mejor funcionamiento. Coates no paró de ordenar a sus compañeros, de alentarlos, de cortar el juego por arriba y por abajo. Es sin dudas un zaguero de primer nivel, de Premier League. Si regresó al fútbol uruguayo es solamente para recuperarse de rotura de ligamentos que sufrió jugando para la selección, volver a tener ritmo e integrar el plantel de Uruguay en la Copa del Mundo.

A Nacional le queda un partido de Copa Libertadores (el jueves contra Gremio en Porto Alegre) para cerrar una pálida actuación y seis encuentros del Clausura, incluido el clásico frente a Peñarol, para soñar con el título local. La incorporación de Coates (tiene el permiso de Liverpool y falta que Nacional lo asegure) le dará la solidez que no tuvo en la mayoría de los 16 partidos oficiales que disputó este año.

Coates completó el sábado la línea de cuatro durante los 60 minutos de fútbol (divididos en tres tiempos de 20) con Pablo Álvarez, Ismael Benegas y Darwin Torres. Ordenó y alentó siempre. “Cerrá, Carlos”, le gritó a Carlos De Pena. “Hablense”, dijo unos minutos después. Alertó a Álvarez, “estás solo Pablo” y a todos los del mediocampo “hay que seguir girando la pelota”.

Arismendi y Cacique Medina trabaron tirándose al piso y Coates les dijo “bien los dos” y después, “Morro, no estás marcando a nadie” y “apretamos, dale”. “Bien, Mama” a Arismendi y “Vamos paragua” a Ismael Benegas. Siempre atento a todos los movimientos, Coates fue de los que más habló durante la práctica de fútbol tricolor. También Gustavo Munúa se hizo sentir desde el arco.

El equipo que integró Coates ganó 4-0 (Bava; Álvarez, Coates, Benegas, Torres; Calzada, Arismendi, Dorrego; Pereiro; De Pena y Mascia), con dos goles de De Pena, uno de Mascia y otro de Dorrego, quien ejecutó notablemente un tiro libre. Con el cambio de Munúa por Bava (suspendido por la expulsión contra Newell’s Old Boys) es esta la alineación más probable para el partido del jueves contra Gremio.

“Para nosotros Coates es la vida. Parado, con su presencia y ordenando, ya es importante”, admitió a El Observador un integrante del cuerpo técnico.

El zaguero que debutó en Primera con Pelusso en 2009 y que en agosto de 2011 se marchó al Liverpool inglés, donde jugó 24 partidos y marcó dos goles, alienta la ilusión en los tricolores. 

Aparte Nacho y Cruzado

Ignacio González, Rinaldo Cruzado, Renato César, Santiago Saúl y otros futbolistas juveniles entrenaron aparte junto al preparador físico Julio Moreno. Nacho González sufrió una molestia muscular y al final de la práctica dijo que ya está bien, pero que no sabía si integraba la delegación que el miércoles viaja a Porto Alegre. El peruano Cruzado también estaba con molestias. Ninguno participó del fútbol. Santiago García, Alexander Medina, Gonzalo Ramos y Jorge Curbelo trabajaron aparte junto al preparador de goleros Andrés Larrosa, antes de ser incluidos en el movimiento futbolístico.


Populares de la sección

Comentarios