Coates: "El Maestro tiene un lindo problema"

Cumplió ante Paraguay y ahora Tabárez deberá decidir si cambia el sistema o sacrifica a un central; el zaguero habló con Referí

Está invicto en la selección y es uno de los hombres preferidos de Óscar Washington Tabárez. Sebastián Coates tuvo sus primeros minutos en la Copa América en el empate ante Paraguay y jugó en un nivel como para mantenerse en la oncena titular de cara al partido del miércoles ante Chile.

Consciente de que Tabárez tendrá una decisión difícil y aferrado a la ilusión de jugar el partido de cuartos de final ante la selección trasandina, Coates habló con El Observador.

¿No se pudo ganar pero se logró el objetivo primario que era pasar de fase, ¿cómo vieron el empate ante Paraguay?

Bien, estamos muy contentos por haber clasificado y por volver a jugar. Era un partido complicado porque Paraguay es un equipo que juega muy bien, son duros desde el punto de vista físico y creo que salió un partido parejo. Teníamos claro que Paraguay se iba a defender, iba a cuidar su invicto en el torneo y no íbamos a tener tantos espacios como para atacar, pero por suerte se cumplió el objetivo.

Fueron sus primeros minutos en el torneo, ¿cómo se sintió desde el punto de vista físico?

Bien, no había tenido posibilidad de jugar pero me seguía entrenando duro esperando mi oportunidad. Este era un partido complicado porque ellos jugaban bien, son físicamente muy duros y había que estar preparados.

Todos los que no jugamos nos entrenamos a full esperando la oportunidad de salir a demostrar.

Entrenó durante la semana como zaguero por derecha pero luego jugó por izquierda, ¿por qué el cambio?

Es verdad, en principio iba a jugar yo por derecha y José María (Giménez) por izquierda pero luego terminamos cambiando durante el partido por una modificación táctica del Maestro. Él entendió que por la izquierda caían los delanteros de mayor velocidad y los tenía que tomar José María para poder neutralizarlos mejor y yo tomaba a las referencias de más altura. Por suerte creo que salió bien.

Fue un partido de centros y envíos frontales, por arriba tuvieron mucho trabajo.

Si ya en la primer jugada del partido chocamos la cabeza con Lucas Barrios. El tema es que Paraguay y Uruguay son iguales en el aspecto de como tratan la pelota y como buscan sus goles. Son equipos muy parecidos y creo que, al margen de como fue el partido, se cumplió el objetivo que era clasificar.

Ahora Tabárez tiene un problema, o cambia el sistema y juega con tres zagueros o tiene que sacar a uno porque vuelve Diego Godín.

Si, el Maestro tiene un lindo problema. Todos tenemos que estar preparados para cuando nos toque actuar porque estamos esperando una oportunidad para jugar. Ese problema es bueno. El Maestro analizará a Chile, verá que es lo que necesita el equipo y decidirá quien juega.

Es un grupo muy querido en Uruguay pero odiado en los países organizadores de torneos, ¿se consideran aguafiestas del anfitrión?

Si puede ser (risas). Ojalá se repita el resultado que tuvimos en Sudáfrica y en la Copa América de Argentina. Es la idea, ganarle a Chile para seguir con vida. Este grupo tiene muchas ganas de volver a ser campeón.

¿Querían jugar con Chile o enfrentarlo más adelante?

Nos daba exactamente lo mismo. Estamos mentalizados y tenemos claro que si queremos revalidar el título les tenemos que ganar a todos los rivales.

Es lo mismo jugar ahora con Chile o más adelante.

Chile hizo diez goles en el grupo y juega ante Uruguay que solo recibió dos, ¿qué se puede esperar del rival del miércoles?

Esperamos a un equipo durísimo, un partido muy abierto y nosotros con muchas ganas de llevarnos los tres puntos. Chile tiene muy buenos jugadores, los respetamos, sabemos que abren el juego por las bandas, que se dedican a tener la pelota y que son muy ofensivos. Hay que estar muy atentos.


Acerca del autor