Claves para entender la Superliga, el nuevo invento del fútbol argentino

Le sacará a la AFA el control de los derechos de TV y de la organización de los campeonatos

La flamante Superliga argentina de fútbol, que debilita a la histórica AFA, comienza a andar entre críticas de la FIFA, cuestionamientos dirigenciales y la influencia del presidente Mauricio Macri en el centro de la escena.

Fue aprobada el miércoles por 70 votos a favor contra apenas 1 en contra. Los hombres de Macri en el fútbol, incluido su delfín, el presidente de Boca, Daniel Angelici, fueron activos promotores, así como Marcelo Tinelli, que ha tenido en los últimos tiempos una cambiante relación con el presidente Macri.

En el papel a la Superliga la manejan los clubes. Pero la preponderancia es de Boca y River. Opera bajo la órbita de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), a pedido expreso de la FIFA. Postulan autorizar sociedades anónimas que se adueñen de clubes.

La AFA se debilita porque las grandes decisiones serán tomadas por una mesa directiva y un CEO y no por el Comité Ejecutivo tradicional.

La AFA cede el contrato de televisión con el gobierno, vigante desde 2009, cuando el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner, aliada con el entonces superdirigente Julio Grondona, exvice de la FIFA, rompió el vínculo televisivo de la AFA con el poderoso grupo Clarín. Se implementó la gratuidad para ver partidos de fútbol por TV bajo el sello Fútbol Para Todos (FPT).

- FIFA objeta -
Fuentes que pidieron anonimato dijeron a la AFP que la cúpula de la Superliga envió a la FIFA un manuscrito borrador del nuevo estatuto de la competición. Hay un nuevo reparto del dinero de los contratos de televisión. A la vez es presentado como la "receta salvadora" para la AFA, en la peor crisis de su historia.

Desde Suiza devolvieron el documento con 13 objeciones. En la FIFA llamó la atención que "el mandato del presidente (de la Superliga) tendrá una duración de cuatro años, y podrá ser reelegido indefinidamente".

La perpetuación del mandato provocó incredulidad en la AFA. Siempre hubo críticas al extenso poder de Grondona, quien se apoltronó en el cargo desde 1979 hasta su fallecimiento en 2014.

La FIFA, además, cuestionó que la AFA ceda los derechos de contratos de TV a la Superliga "por tiempo indeterminado".

Otro artículo que causó estupor en la AFA es el que afirma que "puede ser presidente cualquier persona condenada por la Justicia, mientras esa condena no esté ratificada por la Corte Suprema de la Nación".

El lunes habrá una reunión en la que se trabajará para modificar el estatuto y acercarse a lo exigido por la FIFA.

Opiniones
Mario Gianmaría, presidente de la Liga Rosarina de Fútbol y el único voto en contra de la asamblea, dijo a la AFP: "Esto es un suicidio, un día de luto para el fútbol argentino. Se está celebrando el asesinato de nuestro fútbol. Los responsables del estado de la AFA son los mismos que vienen a vendernos un nuevo modelo. Hablan de refundar los mismos que lo refundieron".

Nicolás Russo, presidente de Lanús, ofreció otra visión a la AFP: "Es una alternativa superadora que va a ofrecer profesionalización. Habrá muchos más recursos para los clubes. El presidente tiene que ser un CEO, con perfil empresarial. No puede ser ningún dirigente del fútbol".

Las claves

¿Qué hace?

Como en varios países europeos, se crea un entre dentro de la AFA encargado de manejar la Primera División y el Nacional B. Ese ente controla la forma de disputa del torneo y los fixtures, pero sobre todo, el dinero destinado a esas categorías.

La AFA mantiene el control del resto de las categorías y de la selección nacional, y los derechos de TV de la selección, lo que será su principal fuente de recursos. Además, controla las designaciones y el Tribunal de Disciplina de la Superliga.

¿Cambia la competencia?
Por ahora no. Se vuelve a jugar un torneo de 30 equipos, todos contra todos y con una fecha extra de clásicos para llegar a 30 partidos. Sin embargo, la idea es ir reduciendo equipos (a través de un régimen de cuatro descensos y dos ascensos anuales) hasta llegar a 20 equipos. La mayor novedad es que se eliminan los promedios y, como en Europa, descienden los peores de cada temporada.

El dinero

Los 2.511 millones de pesos (167 millones de dólares) que pagará el gobierno por derechos de TV se repartirán así: 78% para clubes de Primera Dvisión, 12% para los clubes de Segunda, 2% para gastos de Superliga y 8% para el resto de las categorías.

A su vez, los clubes de Primera se dividen en tres escalones, con River y Boca recibiendo el máximo de dinero.
Grupo I: River y Boca, 97,86 millones de pesos (US$ 19,5 millones, US$ 9,75 para cada uno).
Grupo II: Independiente,San Lorenzo,Racing y Vélez, 74,61 millones (US$ 5 millones para cada uno).
Grupo III: los otros 24 clubes de primera división, 55,59 millones (US$ 3,7 millones para cada uno).

El gobierno presionó fuerte para aprobar la Superliga y para eso disputo un aumento global de 25% en el monto que se paga por Fútbol para todos.
La idea es pagar más ahora pero generar el escenario para despegarse del fútbol, sacándolo de la órbita de una AFA que se considera inoperante y viciada de corrupción. El problema es que la mayoría de las caras se repetirán en la Superliga.

¿Tinelli versus gobierno?

Marcelo Tinelli, uno de los principales promotores de la Superliga, ya se postuló a la presidencia y de hecho el ente establece sede en un edificio alquilado él.
Sin embargo, en los últimos tiempos se distanció del presidente Muaricio Macri, y por ende Boca no lo quiere liderando el proyecto. Se busca tener un CEO rentado, que no sea político.

La TV

Hasta 2019 los derechos del fútbol argentino pertenecen al Estado, a través del Programa Fútbol para todos. La idea es empezar a negociar un nuevo contrato con privados, porque los clubes entienden que se puede cobrar mucho más que lo que el fútbol recibe hasta ahora. De todos modos, en cualquier escenario, el fútbol seguirá siendo gratuito y abierto en Argentina hasta 2019.
La expectativa de la Superliga es vender mucho mejor que hasta ahora los derechos para el exterior y para internet y celulares.

Control de gastos

La Superliga prevé establecer un sistema de control de gastos centralizado, para impedir que los clubes con deudas puedan contratar jugadores. Además, habrá un programa para que los clubes paguen las deudas que tienen con AFA.

Populares de la sección