Clavadistas mexicanos reclamaron que un flash los perjudicó

El reflejo de una luz en el agua ocasionó la queja mexicana, que fue apoyada desde la tribuna

Bajo una lluvia fría y en una piscina aún verde, la dupla británica se impuso este miércoles en la prueba olímpica de trampolín sincronizado de tres metros masculino y desplazó a los siempre triunfadores chinos, relegados al tercer lugar.

Jack Laugher y Chris Mears, bronce en el Mundial-2015 y campeones europeos en 2016, sumaron 454,32 puntos al término del sexto salto, por delante de Sam Dorman y Mike Hixon de Estados Unidos (450,21) y Qin kai y Cao Yuan (443,70).

La dupla mexicana compuesta por Jahir Ocampo y Rommel Pacheco, que terminó quinta, exigió sin éxito que se permitiera repetir el último salto porque las luces del estadio Maria Lenk se encendieron justo cuando comenzaban la ejecución.

Embed

En un principio, entendieron que habían sido autorizados e incluso subieron para volver a saltar bajo el grito repetido de "¡México, México!" de la tribuna. Pero después de más de un minuto de espera, les obligaron a bajar.

El agua de la piscina de clavados continuaba de color verde este miércoles en contraste con el celeste nítido de la contigua destinada al waterpolo.

Según la Federación Internacional de Natación (FINA), el motivo es la falta falta de algunos productos químicos que ha modificado el PH del agua, pero que no plantea ningún problema de seguridad para la salud de los atletas.



Fuente: AFP

Comentarios