Clásico de regresos y debuts

El equipo de Pelusso tendrá a dos “históricos” quienes volverán a enfrentar al tradicional rival

Si la experiencia clásica de los jugadores influye en los equipos a la hora de enfrentar al tradicional rival, Nacional vivirá una situación particular el próximo domingo cuando visite a Peñarol en el Centenario.

Por un lado, Gustavo Munúa y Sebastián Coates, dos “históricos” tricolores, volverán a jugar un clásico luego de estar en el exterior –en el caso del golero por más de 10 años– y regresar a los tricolores para el inicio del actual Clausura.

Por contrapartida, si se tienen en cuenta las alineaciones que ha colocado el entrenador Gerardo Pelusso en los últimos partidos, los albos contarán con tres jugadores que debutarán de forma oficial en encuentros ante Peñarol, todos de buenos rendimientos en las últimas fechas, pero nuevos en este tipo de partidos: el peruano Rinaldo Cruzado, Gastón Pereiro y Juan Cruz Mascia.

Experiencia en el fondo
Munúa volverá a atajar en un clásico a casi 11 años de su última actuación, el 1° de junio de 2003, cuando los tricolores les ganaron a los carboneros por 3-1 y se quedaron con el Apertura. Ese fue el décimo clásico del arquero, quien tiene un registro de cuatro ganados, cinco perdidos y uno empatado.

Pese al triunfo y al título logrado en aquel entonces, al golero –cuatro veces campeón Uruguayo con Nacional– le quedó gusto amargo debido a que en ese partido se cortó su récord de imbatibilidad mediante un gol de penal de Pablo Bengoechea. El arquero llegó a los 963 minutos sin recibir goles, con lo que superó la marca establecida 70 años antes por Eduardo García de 922 minutos sin tantos en el arco tricolor. Pero el capitán aurinegro le impidió batir la marca uruguaya de 987 minutos en manos de Ladislao Mazurkiewicz, quien la consiguió en 1968.

Además de ese partido, los hinchas tricolores recuerdan otro clásico de Munúa, del año 1999, cuando atajó con una fractura de antebrazo y empataron 1-1.

En tanto, la historia de Coates en los duelos ante Peñarol es más reciente. El espigado zaguero que está a préstamo de Liverpool de Inglaterra tuvo su primer clásico en el Clausura 2009, con 18 años, el día de los tres goles de Gustavo Bizcayzacú para el triunfo albo por 3-2.

En su marca personal en encuentros oficiales y de verano ante Peñarol, el defensor tiene un saldo favorable con cuatro encuentro ganados, dos perdidos y cinco empatados.

Pibes en ataque
Contrario a la experiencia que aportarán Munúa y Coates en el arco y la zaga, en la creación y el ataque, Nacional contará con dos juveniles que debutarán de manera oficial en un clásico: Gastón Pereiro y Juan Cruz Mascia.

El volante creativo de 18 años jugó unos minutos en el primer clásico del verano pasado que terminó 0-0 y luego ganaron los albos desde los tiros penales, en los que Pereiro anotó el suyo. Ahora la promesa tricolor tendrá la oportunidad de mostrar su categoría en un duelo donde “las papas queman”.

Por su parte, Mascia, de 20 años, tendrá su debut absoluto en materia de clásicos. El delantero que ha sido la principal carta de gol de los albos en los últimos partidos, con cuatro anotaciones en el Clausura, reaparecerá ante los aurinegros tras cumplir su suspensión. En Nacional esperan que mantenga su racha y que contagie a Iván Alonso, quien volverá en el Centenario luego de perderse las últimas dos fechas, inmerso en una sequía de varios encuentros.

El otro debutante que tendrá Pelusso es Rinaldo Cruzado, el volante peruano llegó al club bajo expreso pedido del entrenador. El zurdo ha tenido la confianza del técnico y en los dos últimos partidos le ha respondido con su mejor juego, con dos asistencias de gol ante Defensor y un tanto ante Cerro Largo.

El entrenador tricolor destacó el lunes la “personalidad” de los futbolistas uruguayos, en el que “aparecen jugadores de 18 años todos los días en Primera división”, lo que demuestra su confianza en sus juveniles de cara al clásico.


Populares de la sección

Comentarios