Circuitos de entrenamiento en Uruguay

Con varias subidas y bajadas, son ideales para prepararse para una carrera de ultra trail o de aventura. A prepararse botella en mano

1. Cerro de Montevideo

En la capital, uno de los lugares con importante afluencia de corredores, por su fácil acceso y cercanía, es el Cerro de Montevideo.

Ubicado próximo a la bahía y con una vista espectacular, el Cerro se eleva a una altura de 135 metros. Aunque parezca poco, sus trillos cuentan con pendientes ideales para fortalecer los cuádriceps y, con un poco de intensidad, pueden dejar a la persona con el corazón en la garganta.

Un entrenamiento ideal en este lugar incluye la repetición, entre seis y ocho veces, de trayectos de ida y vuelta, lo que llevaría, dependiendo de la intensidad, de unas dos y tres horas, respectivamente. El terreno cuenta con pasto, tierra y algunos sectores de rocas sueltas, que en días lluviosos pueden resultar resbaladizas.

Consejos para entrenar:

  • Llevar hidratación, algunas frutas y cereales, porque no hay ningún almacén próximo
  • El calzado puede ser tanto de calle como de trail, ya que el terreno es variado, así que va en gustos
  • Llevar gorro y protección solar
  • Ir siempre acompañado
  • Los vehículos se pueden dejar en la base del cerro o también en los alrededores de la fortaleza

2. Sierra de las Ánimas

En el kilómetro 86 de la ruta Interbalnearia, en el departamento de Maldonado, está la Sierra de las Ánimas, un lugar mágico que invita tanto a entrenar como a hacer trekking, a un ritmo más suave y en familia.

En las sierras se encuentra el Cerro de las Ánimas, con una altura de 501 metros, que nos plantea un entrenamiento más duro y menos repetitivo. El sendero que lleva a la cima también es muy diverso, con pasto, tierra y muchas rocas sueltas, por lo que los días lluviosos se puede volver un tanto peligrosa la bajada.

Las galerías varían a medida que se asciende: por momentos la vegetación se vuelve baja y espesa, con pendientes pronunciadas, mientras que en otras partes la vegetación se abre dando lugar a los rayos del sol.

Para quienes entrenan en las Ánimas debe realizar un mínimo de dos subidas. Si lo que se busca es salir de la zona de confort, lo ideal sería hacer tres subidas. El trayecto ida y vuelta hasta la cima tiene un recorrido total de diez kilómetros y a un buen ritmo de entrenamiento lleva alrededor de una hora y media.

Si se quiere hacer más largo, la opción es desviarse del camino e ir hasta el Cañadón de los Espejos, otro lugar escondido dentro de las sierras. Allí se forman piscinas y cortinas de agua natural, que obliga a hacer una parada para observar.

Recomendaciones para entrenar:

  • Llevar 1,5 litros de agua por persona, de lo contrario no podrán ingresar
  • Llevar comida para durante y después del entrenamiento
  • Mochila de hidratación para agua y alimentos
  • El calzado sigue siendo a gusto del corredor, ya que el terreno es variado
  • Llevar gorro y protección solar, principalmente en verano
  • En invierno se aconseja llevar campera cortaviento y de lluvia
  • Días de acceso: sábados y domingos (en invierno a partir de las 10 am y en verano a partir de las 9 am)
  • Antes de ir, consultar si aceptan visitantes, ya que si hay mal clima no se puede subir. El contacto se hace por mensaje al 094 419 891
  • Los vehículos se pueden dejar en la portera ubicada en la ruta o en el predio próximo al ascenso

3. Cerro Pan de Azúcar

También en el departamento de Maldonado, pero más cerca de la costa -por la ruta 37- se encuentra el cerro Pan de Azúcar. Su altura máxima es de 423 metros y cuenta con un camino señalizado que lleva hasta la cima.

Este cerro se encuentra es un circuito de entrenamiento más técnico, ya que hay pocas posibilidades de correr en él. El camino de ascenso tiene una importante pendiente y además predominan grandes volúmenes de piedras y pasajes entre vegetación muerta, como ramas y algunos troncos de tamaño considerable.

Al llegar a la cima y para rematar la subida, está la cruz de 35 metros de altura con una escalera caracol que lleva hasta los brazos laterales. Los días de lluvia no es recomendable subir, pues el terreno pedregoso y en pendiente es peligroso. No hay calzado que evite resbalarse.

Gracias al grado de exigencia del Pan de Azúcar, este cerro resulta un gran fortalecedor de las piernas y los sentidos. Un entrenamiento ideal oscila entre tres y cuatro subidas, y para quienes dominan el asunto, cada una lleva alrededor de 50 minutos.

Consejos para entrenar:

  • Llevar agua y algunas frutas
  • En verano es recomendable ir lo más temprano posible (a las 7 am ya se puede ingresar). Entrenar con el sol del mediodía no es saludable y el rendimiento no es el mismo
  • Llevar gorro y protección solar, principalmente en verano
  • La bajada siempre es más rápida que la subida, así que hay que estar muy atento a cada pisada
  • El calzado más apropiado para este terreno son las championes de calle. Aunque no va a evitar todas las patinadas, es más seguro que ir con zapatos de trail


Fuente: Paola Nande

Comentarios