Cinco recetas del éxito en el deporte

Cinco referentes uruguayos participaron de Time Out Uy, un emprendimiento que los convocó para contar anécdotas sobre su carrera

Cinco de los principales referentes del deporte nacional en la actualidad dieron una charla en el marco del Time Out Uy y dejaron los siguientes conceptos muy interesantes.

Martín Osimani

Basquetbolista de Def. Sporting

"Yo me preguntaba: ¿por qué tanta necesidad de ver disfrute en un lugar donde se convive tanto con la presión? Y me di cuenta que si no disfrutamos, no hacemos las cosas bien".

"El MVP de la NBA, Stephen Curry, es el símbolo del disfrute. Pero no tenía la altura para jugar. Se pasó un verano, "el verano de las lágrimas" para mejorar la mecánica de tiro".

"Las frustraciones hay que dejarlas ser".

"Lo que logré es mucho más por esfuerzo que por capacidad atlética".

"El básquet es un deporte donde tomas decisiones en milésimas de segundos. Cada 24 segundos tomas decisiones. Por eso errás mucho. Es muy estresante. Un entrenador me dijo una vez: si no te equivocás, no estás haciendo las cosas bien".

"Me estreso mucho, pero es lo necesario para superar las dificultades. ¿Por qué me estreso? Es parte del proceso del deportista. La carrera es con nosotros mismos".

"Si me hubiese escapado de las situaciones de falta de confort no habría triunfado. Por ejemplo, a los 18 años no querés entrenar dos veces por día en verano".

"En los equipos exitosos, en los que tocamos el techo, hay un alto nivel de frustración. Y el disfrute está después, en irse a la cama tranquilo de que diste todo. Porque la victoria no da felicidad, da alivio".

"El estar frustrado nos da culpa. No está mal frustrarse".

"Hay que ser positivo, pero no temerle a las frustraciones. Son las que te dan la seguridad para hacer las cosas bien".

Fabián Coito

DT de la selección Sub20 de fútbol

"Una clave del trabajo con jóvenes es tener una buena relación sin perder la autoridad".

"El DT no puede estar en todo, porque genera cansancio. Es importante estar en los momentos clave. Es fundamental para la autoridad".

"En las selecciones no hay revancha, en 10 días te jugás el trabajo de meses. Hay que fijar objetivos y formar un equipo para lograr resultados. El objetivo es ganar pero sin olvidar nunca que son juveniles en formación".

"Una tarea clave es entender que el futbolista espera la solución del DT".

"La competencia es clave en el desarrollo, pero se ha exacerbado. No es solo ganar. Hay espacio para el error. Si no errás, no hay crecimiento. No debe haber miedo a errar, pero sí capacidad de autocrítica".

"Hay principios innegociables para integrar una selección: la honestidad, la transparencia y el jugarse todo".

"Un problema del fútbol actual es que los jugadores se olvidaron cuál es el secreto: lo importante que es recorrer el camino. Hay que motivarlos a volver al lugar que tienen, que no los nuble el sueño de irse a jugar afuera. Tienen una necesidad del pase, de traer dinero. En la selección es más fácil recordarles el objetivo inmediato, pero en los clubes no. ¡No te dispares! La herramienta está acá. No se tiene que perder la pasión y el sentido de pertenencia".


Pablo Lemoine

Entrenador de Los Teros

"Pasé de ser jugador a entrenador en un año. Eso me llevó a tomar decisiones como amigo, entonces me puse en la vereda de enfrente. Algunos jugadores me lo dijeron que me había alejado mucho. Hay jugadores que necesitan las dos cosas, de estar muy encima y otros que necesitan la formalidad".

"Mi ida a Inglaterra fue muy traumática. Vivía con otros cuatro jugadores y no hablaba inglés. Pero todos los días trataba de llevarme algo. A veces pienso que tendría que haberlo disfrutado mas".

"Hoy siempre les recomiendo a los jugadores que se vayan al exterior. Aunque no triunfen deportivamente, algo se van a traer. Y si hay que cambiar, animarse".

"Los Teros de hoy son producto del sacrificio. Y se definen por el sacrificio y la humildad. Son valores que los marcaron ellos y hoy son innegociables, porque el grupo los hizo innegociables. Otros técnicos podrán jugar con jugadores con otros valores. Hoy en Los Teros es muy difícil jugar y triunfar si esos valores".

"En el Mundial marcamos un objetivo y convencimos a los jugadores que se podía. Nosotros también estábamos convencidos, si no, ¿cómo íbamos a convencer a los jugadores? No sé si otros grupos estuvieron convencidos que podían clasificar".

Diego Forlán

Jugador de Peñarol

"Yo parezco un líder callado pero en la cancha hablo. Hay otros que son muy habladores y otros que venden mucho humo".

"Tota Lugano tenía un liderazgo claro, yo hablaba pero el liderazgo era ponerme la 10 y definir un partido".

"Hay una frase que me ha servido en mi carrera: el talento es la puerta del éxito, pero es el sacrificio que te lleva a la puerta".

"Roy Keane era un capitán infumable, me estaba siempre encima, me enloquecía. Hoy soy parecido aunque los tiempos cambiaron y hay que tener más cuidado con los jóvenes".

"Siempre fui un enfermo de trabajar extra. Me encanta, disfruto. Si veo que se traduce en resultado, ¿cómo no lo voy a hacer?".

"Hoy veo niños de 10-12 años que tienen representante. Es increíble en una edad que no sabes qué va a pasar. Por ejemplo, yo a los 14 no quería jugar al fútbol. Mi padre me insistía para ir a Peñarol, yo estaba de vacaciones con mis amigos. Al final me convencieron y fui. Pero, ¿cómo un niño de 12 años ya va a tener decidido que va a ser?".

"Decidí volver a Uruguay y no sé si me va a ir bien o no, pero no va a cambiar quien soy. Es una decisión que tomé porque quería hacerlo".

Leandro García Morales

Jugador de Hebraica y Macabi

"Hace dos años, con la lesión de la rodilla, fue el momento más duro de mi carrera. Empecé de nuevo mi carrera con una rodilla nueva".

"Me han dado muchísimas veces la responsabilidad de definir partidos. En el básquetbol todo el tiempo lidiamos con los errores. Son muchas más las frustraciones que las alegrías. Hay que prepararse mentalmente para eso".

"Es muy difícil de entrenarse para definir un partido. Muchas cosas se automatizan con la definición, pero definir un partido no, porque ponerle presión a una práctica es muy difícil. Solo queda animarse y tomar la decisión, para estar claro y que no ganen los nervios".

"El entrenamiento extra que hago en pretemporada es para ponerme en forma físicamente. Sobre todo, cuando te vas poniendo viejo. Es clave para tener la energía suficiente para estar claro de la mente cuando llegan los momentos clave".

"He tenido grandes preparadores físicos en mi carrera. Estar bien físicamente me ha permitido mucho de lo que hice".