Cinco razones optimistas ante Ecuador... y cinco pesimistas

Desde envión por el arranque ganador hasta el problema de la altura: argumentos para esperanzarse o no con el partido de esta tarde por Eliminatorias
Hace unos meses atrás el país estaba inmerso en un clima de dramatismo. Todo estaba mal. La sanción de Luis Suárez dejaba a Uruguay poco menos que fuera del Mundial. La baja de Edinson Cavani planteaba nuevos desafíos. La mayor parte del periodismo pidió probar con nuevos jugadores porque los sustitutos de los titulares no tenían actividad.

Pero bastaron dos partidos para que aquel panorama desolador se transformara en alentador.

Uruguay ganó en un lugar donde jamás había ganado: la altura de La Paz. Y en el Centenario se sacó de arriba a uno de los equipos que, a decir del entrenador Tabárez, más creció en los últimos tiempos como Colombia.

Ahora cambió el panorama y el viento parece favorecer al elenco celeste. Se respira un aire renovador. ¿Cómo se puede entender?

Hay muchas razones para argumentar el cambio de semblante, pero acaso el más sencillo sea definirlo simplemente como fútbol. No hay una explicación lógica. Usted puede planificar antes, diagramar un partido, salir con un sistema, pero un error, una distracción o la simple virtud de un rival desbarranca todo.

Uruguay enfrenta a Ecuador en la altura de Quito. Un partido que, en lo previo, se presenta sumamente complejo por el nivel que está mostrando el rival.

Si le preguntaban antes de ganar los dos juegos con Bolivia y Colombia, cualquier uruguayo marcaba el partido con una cruz roja.

Sin embargo, hay detalles que modifican aquel pensamiento inicial.

Un detalle que no pasa desapercibido es que no se habla de la altura, como ocurre siempre que la celeste tiene que subir. No deja de ser un mensaje alentador.

En las últimas visitas de la celeste a Quito, poco y nada se sintieron los sintómas al margen de algún malestar común.

De todos modos, el cuerpo técnico y la sanidad resolvió recorrer el mismo camino que cuando se jugó con Bolivia en La Paz.

Se pernoctó dos días en una ciudad sin altura (Guayaquil) y horas antes del encuentro se sube para jugar el partido y salir una vez finalizado el mismo.

Para el duelo de esta tarde regresan Edinson Cavani y Egidio Arévalo Ríos, dos jugadores forman parte de la estructura del conjunto celeste.

A ello se suma que el rival tiene cinco bajas. Tal vez algún distraído pueda pensar que es una gran ventaja. Pero, pese a las dificultades, el partido será duro.

¿Se puede ganar? Claro, como ocurrió en Paz. ¿Se puede perder? Es fútbol.

Estas son las cinco razones por las cuales la celeste puede ganar en Quito y los cinco motivos que la pueden hacer perder.l

POR QUÉ Sí
El momento del equipo

La selección uruguaya sube a Quito con la autoestima elevada. En los procesos anteriores el equipo fue con la clasificación comprometida. Los triunfos ante Bolivia y Colombia permitieron reforzar y consolidar la idea. Uruguay se mostró solido en defensa, consistente en el mediocampo donde regresa Egidio Arévalo Ríos, una pieza clave. Y para la ofensiva recuperar a uno de sus dos "refuerzos", como dijo Tabárez, al volver Edinson Cavani cumplida la sanción.

El regreso de Cavani

A nadie escapa la importancia de Edinson Cavani en el combinado nacional. Es cierto que de pronto el jugador de París Saint Germain no logró hacer olvidar a Suárez pero en Quito tiene excelente antecedentes. En los pasados procesos Cavani fue al sacrificio en la altura y cumplió un rol fundamental ejerciendo la doble función de delantero y volante. Su condición física es ideal para estos partidos donde se tendrán espacios porque Ecuador busca permanentemente el arco rival.

La apuesta del entrenador

En las últimas horas el técnico de la selección de Uruguay, Oscar Washington Tabárez, sorprendió en el entrenamiento realizado previo al partido probando con una formación de corte ofensivo. El ingreso de Nicolás Lodeiro permite concluir que la idea es contar con un lanzador para habilitar a los puntas. Lo que queda por ver es el lugar y el rol que desempeñará el jugador de Boca en cancha. Si va por izquierda para formar un 4-4-2 y si va unos metros más arriba jugando 4-3-1-2. }

Las lesiones de ecuador

A nadie escapa los problemas que tuvo el entrenador de Ecuador, Gustavo Quinteros, para conformar el plantel y la oncena titular debido a una mala racha de lesiones. Primero se bajó Antonio Valencia, a quien Tabárez definió como "de lo mejor que hay en el mundo en su puesto". Y luego se bajaron Michael Arroyo, Enner Valencia y Renato Ibarra. Mientras que el peligroso lateral Juan Carlos Paredes está en duda. Uruguay intentará sacar provecho del golpe anímico que puede haber generado esto en su rival.

Sabe cómo hacerlo

Uruguay registra dos antecedentes ante Ecuador en Quito bajo la era Tabárez: una victoria en 2009 y una derrota en 2013. Más allá de los resultados, los planteos realizados lograron minimizar al rival, a diferencia de lo que ha pasado en la altura de La Paz en varios momentos, salvo la reciente victoria. En los dos procesos anteriores jugó con línea de cinco atrás y está vez está planteada una defensa con cuatro hombres. Pero lo cierto es que se han hecho buenos planteos, que sumados a un poco de suerte, pueden traer puntos.

El momento de Ecuador

Al margen de que el rival de Uruguay está en problemas por la cantidad de bajas por lesiones que sufrió, el equipo de Quinteros es un rival de cuidado. Ecuador pasa por un gran momento. Arrancó las eliminatorias sorprendiendo a Argentina y Buenos Aires y consolidó su condición de aspirante a clasificar al Mundial contra Bolivia en casa. El equipo creció. Futbolísticamente son un equipo capaz de generarle dolores de cabeza a cualquiera.

POR QUÉ NO

El momento de Ecuador


Al margen de que el rival de Uruguay está en problemas por la cantidad de bajas por lesiones que sufrió, el equipo de Quinteros es un rival de cuidado. Ecuador pasa por un gran momento. Arrancó las eliminatorias sorprendiendo a Argentina y Buenos Aires y consolidó su condición de aspirante a clasificar al Mundial contra Bolivia en casa. El equipo creció. Futbolísticamente son un equipo capaz de generarle dolores de cabeza a cualquiera.

La altura

Este es un punto tan trillado como real en Uruguay. A nadie escapa que a los uruguayos les cuesta jugar en la altura más que a ningún equipo del continente. Y si bien los metros sobre el nivel del mar de la ciudad de Quito no son los mismos que los de La Paz, el ahogo siempre está presente. Un detalle importante y que se logró con el paso del tiempo es que los uruguayos no hablen del tema cuando van a Ecuador. De todos modos, el grupo tendrá que regular el gasto de energía para llegar con piernas al cierre del juego.

El ritmo de Ecuador


La selección local intenta imprimir un ritmo a los partidos que se hace difícil de sostener y de aguantar para sus rivales. Es común que salgan a atacar desde que la pelota se pone a rodar. Los laterales son aviones que van permanentemente al ataque, los volantes tienen ida y vuelta y arriba el equipo tiene jugadores de peso. El escenario es chico, las tribunas están cerca de la cancha que es mojada para que la pelota ruede rápidamente.

La baja de Giménez

No deja de ser un detalle importante la ausencia del zaguero José María Giménez. Pese a su juventud, desde que entró en el equipo Giménez se consolidó en la última zona de la celeste. Juega y entrena todos los días con Diego Godín en Atlético Madrid lo que permite un entendimiento del que saca provecho la selección. Giménez es rápido, seguro en el mano a mano y expeditivo en los cierres. Asimismo, la celeste pierde un hombre que va muy bien de arriba.

El ambiente


Si bien no pesa en el plantel, el clima previo al partido llega. Ayer eran todos cuestionados. ¿Qué generaba eso? Una rebeldía extra en un grupo de futbolistas que querían demostrar que eran capaces de jugar bien pese a la ausencia de las dos principales figura del grupo (Suárez y Cavani). Hoy, silenciados todos esos ecos, son todos grandes jugadores. Y, por curioso que resulte, a Uruguay le queda mejor la otra ropa la del que llega sin esperanzas.

Populares de la sección

Acerca del autor