Cinco claves para que Nacional dé vuelta la serie ante Palestino

para seguir en la Copa, por primera desde que dirige a nacional el DT se ve obligado a ganar . el observador repasa las claves del duelo ante palestino

1) Mantener la presión alta
En los poco más de 30 minutos que tuvo 11 hombres en cancha en el partido de ida, antes de la expulsión de Diego Polenta, Nacional marcó la salida de Palestino en el terreno de los chilenos. Sabedor de que el equipo trasandino intenta salir jugando desde los pies de su golero y solo lanza pelotazos en caso de estar ahogados, Álvaro Gutiérrez mando a sus atacantes a marcar a los defensores rivales casi en la línea del área y por momentos haciéndolo hombre a hombre. Eso dio resultado y trancó el inicio del juego de los “árabes”, incluso Nacional llegó a tener ocasiones de peligro debido a errores defensivos chilenos. Los tricolores, obligados a dar vuelta el 1-0 recibido, deberán presionar aún más para quitarle la pelota a Palestino, un equipo que juega de igual forma ya sea de local o como visitante. “Tengo la convicción de que no van a cambiar su estilo de juego. No van a venir a meterse atrás, va a salir a defender con pelota”, dijo ayer el entrenador tricolor a Las voces del fútbol de radio 1410AM, al hablar sobre el conjunto rival.

2) Generación de fútbol
Además de la marca, Nacional deberá mejorar la generación de fútbol, lo que casi no pudo desarrollar en Chile al quedar con 10 hombres y darle prioridad a la defensa. Para la ida, Gutiérrez hizo un planteo con tres volantes de contención; para el jueves se espera que el entrenador vuelva a su sistema madre de 4-2-1-2-1, con más vocación ofensiva. Es que si bien la propuesta del entrenador muchas veces cede el protagonismo al rival, la obligación de revertir el 1-0 seguramente lo fuerce a ser algo más osado en el Parque Central.
Para mejorar la creación, el técnico albo dispone de Gastón Pereiro, quien se sumó al plantel tras el Sub 20 y puede ser tenido en cuenta desde el arranque. Tampoco descartó que Álvaro Recoba sea titular o ingresar luego, en caso de que el partido se cierre. El Chino no tuvo minutos en Chile, pero es un hecho que  estará en la revancha. Consultado por cuál de ellos va a jugar, el técnico no indicó quién será y elevó la apuesta al decir que “pueden ser los dos”.

3) Una defensa perfecta
Pese a jugar con un hombre menos por la expulsión de Polenta, su principal zaguero, Nacional había hecho buena tarea defensiva hasta el gol de Palestino, que llegó en los últimos minutos del partido.
En la revancha -y mientras Gutiérrez define a quién coloca por el defensor que vio la roja- la zaga deberá realizar un rendimiento perfecto ya que otro gol obliga a los albos a hacer tres para seguir en la copa.
Saben que Palestino es un cuadro con vocación ofensiva, por lo que no podrán descuidarse en pos de ir a buscar el triunfo.
Por su parte, el golero Gustavo Munúa, deberá reiterar su gran actuación, lo que permitió que los tricolores no se trajeran una derrota más abultada.  El arquero recibió un golpe en uno de sus hombros y “está dolorido”, según dijo el DT, quien agregó no será exigido en las prácticas, para que llegue bien al encuentro.

4) No perder la calma
Si bien en un club grande ganar siempre es una obligación, por primera vez desde que está Gutiérrez en Nacional arranca un partido con la necesidad real de dar vuelta el 1-0 de la ida ante Palestino para seguir en la Copa Libertadores, uno de los dos principales objetivos de los albos en el primer semestre del año. A esa presión, el plantel deberá canalizarla de la mejor forma, sin que los nervios le jueguen una mala pasada.
En lo previo, el hecho de que el partido sea sin hinchas es una gran ventaja para Palestino. Pero llegado el momento puede beneficiar a los jugadores albos, que muchas veces, cuando el resultado no aparece, absorben los nervios que bajan desde las gradas. De todas formas, los tricolores cuentan con una mayor experiencia en este tipo de partidos que los trasandinos, que hacía 36 años no disputaban la Libertadores.

5) Alonso y compañía
El goleador tricolor, Iván Alonso, deberá tener una gran noche para que los albos sellen su clasificación a la fase de grupos. En Santiago, el delantero fue un luchador solitario en el ataque, yendo por arriba contra los zagueros o corriendo todas las pelotas que cayeron por su zona, pero sin tener ninguna situación clara debido a la escasa proyección al ataque de Nacional.
Junto a él, Carlos De Pena y Sebastián Fernández, que en la ida se dedicaron principalmente a la marca, deberán tener el jueves más participación ofensiva y estar atentos para aprovechar los huecos que deje Palestino, en caso de que mantenga su estilo de juego. La velocidad de ambos puede darle buenos dividendos a los tricolores, ante un rival que cuando fue apretado tuvo algunos errores defensivos. Los albos están obligados a ganar, y sus delanteros deberán estar finos en la definición cuando tengan jugadas de peligro. Además, el entrenador cuenta con otras opciones en el banco, como Gonzalo Bueno, Christian Tabó o Leandro Barcia.


Populares de la sección

Comentarios