¡Cimarronas históricas!

El femenino de Uruguay se sacó la espina histórica de Chile y vuelve a ser campeón sudamericano
La selección uruguaya femenina de hockey sobre césped se coronó este sábado campeón sudamericano por segunda vez en su historia tras derrotar en la final a Chile 1-0 con gol de Teresa Viana.

Este es uno de los logros más grandes de la historia del hockey nacional.

Las Cimarronas derrotaron 8-0 a Perú, 2-0 a Paraguay, 2-0 a Brasil y 1-0 a Chile para quedarse con el oro y el arco de Rossana Paselle invicto a lo largo de todo el certamen.

El equipo dirigido por Gonzalo Ferrer también hizo historia en la Liga Mundial ya que el Sudamericano disputado en Chiclayo es válido como ronda 1 del certamen internacional que se juega por etapas donde las celestes fueron segundas en Trinidad y Tobago en 2012 (ronda 1) y segundas en Uruguay 2015 (ronda 2).

Pero el título tiene el valor agregado de haberle ganado a Chile, la segunda potencia de Sudamérica, el rival con el que Uruguay se quiere emparejar desde hace años.

Es cierto que los dos grandes triunfos del hockey celeste fueron ante Chile: el título Sudamericano del 2000 en Santiago (dirigido por Jorge Norvay) y la medalla de bronce de los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003 (dirigido por el argentino Ariel Holan). Pero en ambas ocasiones, Uruguay ganó por penales. Ahora lo hizo en el tiempo reglamentario.

Uruguay también fue campeón sudamericano en Maldonado 1984, también sin Argentina y también frustrando las posibilidades de Chile que nunca pudo ganar el torneo.

Atrás quedaron las derrotas por los Juegos Odesur 2006, las goleadas sufridas en Juegos Panamericanos 2007 o Juegos Odesur 2014. El empate de atrás (2 a 2) en el Sudamericano de Montevideo 2008. Otras muchas frustraciones donde se dio pelea.

Uruguay volvió a quedarse con el título sudamericano en los torneos donde Argentina (potencia ya no sudamericana sino mundial) no participó. Y Chile sigue con las manos vacías.

Increíble por los antecedentes y por lo que invierte Chile desde hace años en este deporte. Para este torneo llegaron con varios partidos internacionales jugados contra ninguno de las celestes. Y además, como si fuera, poco se dieron el jujo de contratar a uno de los mejores entrenadores del mundo: Sergio "Cachito" Vigil, sí, el artífice de Las Leonas.

Contra todo eso pudieron las Cimarronas. Que ahora son las reinas de Sudamérica. Impresionante.

También por ser fruto de un largo proceso que arrancó en 2011 con Ferrer como técnico, quien apostó por un estilo de juego moderno y ofensivo, convicciones irrenunciables. Todo sostenido por el trabajo de una Federación, presidida por Danae Andrada, seria, ordenada y con muchos proyectos de crecimiento en marcha. Y por último, lo más importante, por un grupo de jugadoras-guerreras que entrenan a cualquier hora y algunas veces como esta (el año pasado no y los viajes fueron mucho más costosos) se pagaron el viaje para ponerse la celeste y defender a Uruguay.


Embed


Acerca del autor