Ciclista holandesa dio el susto olímpico

Van Vleuten, que lideraba la carrera del domingo, sufrió un duro golpe por lo que fue internada en CTI

La ciclista holandesa Annemiek van Vleuten, quien lideraba la prueba de ruta este domingo cuando sufrió una escalofriante caída en el descenso de Vista Chinesa en Rio, sufre una "severa conmoción cerebral" y se encuentra en cuidados intensivos, anuncio la federación de su país.

Van Vleuten se encuentra hospitalizada "con una severa conmoción cerebral y tres microfracturas en la columna vertebral".

"Está consciente y habla", añadió la federación holandesa de ciclismo.

Embed

En un principio, las imágenes de televisión mostraron a la deportista de 33 años inmóvil tras perder el control de su bicicleta cuando bajaba a toda velocidad el peligroso descenso que ya le costó la carrera el sábado al italiano Vincenzo Nibali y al colombiano Sergio Luis Henao.

Su compatriota Anna van der Breggen se colgó la medalla de oro al vencer al sprint a la sueca Emma Johansson y a la italiana Elisa Longo Borghini, plata y bronce, respectivamente.

AFP_E21S3.jpg
Netherlands' Annemiek Van Vleuten waits for the start of the Women's road cycling race at the Rio 2016 Olympic Games in Rio de Janeiro on August 7, 2016. / AFP / POOL / Bryn Lennon
Annemiek Van Vleuten waits for the start of the Women's road cycling race at the Rio 2016 Olympic Games in Rio de Janeiro on August 7, 2016. / AFP / POOL / Bryn Lennon

"Me impresionó cuando vi a Annemiek tirada sobre el asfalto. ¡Un verdadero shock! Estaba en el suelo, nada bien. Luego, Emma (Johansson) me ha dicho 'hagámoslo por Annemiek'", dijo van der Breggen tras la prueba.

"¡La caída de Annemiek ha sido horrible!", apuntó, por su parte, Johansson.

Abbott, quien acompañaba a van Vleuten cuando se cayó, finalizó cuarta, al ser neutralizada y superada a pocos metros de la meta.

Zona peligrosa

En ese mismo punto del recorrido se cayeron este sábado varios corredores en la prueba masculina, entre ellos el italiano Vincenzo Nibali, que se fracturó la clavícula, y el australiano Richie Porte, que ha tenido que renunciar a la contrarreloj.