Christians, el embajador uruguayo que hace historia en Argentina

El azul enfrenta a Huirapuca en Tucumán buscando título, ascenso y una plaza más para Uruguay
Old Christians dio un paso más en lo que ha esta altura ya es una campaña para la historia en el Torneo del Interior B de Argentina. El azul jugará la final por el ascenso el próximo domingo como visitante ante Huirapuca de Tucumán, luego de ganarle el sábado, también de visita, a Los Tordos de Mendoza.
El equipo del Trébol viene invicto a pesar de haber tenido que hacer tres viajes al interior argentino, algo que siempre complica por las distancias y el desgaste que genera para equipos amateurs.

En esta semifinal, la exigencia para los azules subió un escalón, ya que enfrentaron al equipo que terminó cuarto el año pasado en el Torneo Cuyano, que enfrenta a los equipos de Mendoza y San Juan. Fue una cerrada victoria 23-17, que recordó algo que ya se había visto en cuartos de final en el clásico uruguayo ante Old Boys: el juego integral de los dirigidos por Guzmán Barreiro, que tienen en el ritmo y la velocidad de pelota su valor fundamental, pero lo pueden intercalar con un potente y dominante juego de forwards, algo que fue particularmente importante el sábado en una cancha con barro y llovizna pertinaz.

La clasificación de Christians además no podría haber venido mejor para el rugby uruguayo, porque ratificó que la apuesta que hizo la Unión Argentina de Rugby, de replicar la "ventana abierta" en sus competencias que ya le había dado a la selección con la participación en el torneo de provincias, estaba justificado. De hecho, si Christians gana el título el próximo domingo automáticamente abrirá una tercera plaza para los equipos uruguayos: en ese caso, el campeón nacional 2016 jugaría en 2017 en el Torneo del Interior A, y el segundo y tercero jugarían el B.

Antecedentes
La campaña azul retrotrajo a aquellas consagraciones de Carrasco Polo en el Interior Argentino B, a inicios de la década de 2000. En 2001 fue campeón de este torneo y en 2005 llegó a la final, que no se jugó por problemas de vuelos. Además, en 2007 el caballito se consagró campeón de la división B del Torneo Regional del Centro, que disputaban clubes de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Rosario y Uruguay.

Acerca del autor