China quiere conquistar el fútbol

El gobierno y la federación china presentaron un plan a largo plazo para formar 50 millones de futbolistas
Como si no alcanzara con salir a competirle al mercado europeo y fichar a jugadores de primer nivel para que lleguen a su liga, el fútbol chino quiere seguir en crecimiento y días atrás dio a conocer un megaproyecto con el que espera poder ser el mejor del deporte más popular del mundo.

El plan presentado por el gobierno chino y la Federación de Fútbol de ese país tiene varios objetivos a distintos plazos, pero el principal es para el año 2050: "aspirar a lograr la meta de convertirnos en una potencia del fútbol, cumplir con el desarrollo integral del fútbol chino, cumplir con el sueño de los hijos e hijas deXhina, y cumplir con nuestras responsabilidades con el fútbol mundial", según indicaron en un comunicado divulgado el pasado 11 de abril.

Para llegar a ese número las autoridades ya han se han marcado distintas etapas fijadas para cumplirse en 2020, 2030 y 2050.

La primera de ellas, para dentro de cuatro años, es que haya 50 millones de niños y adultos que jueguen al fútbol.

Esa meta inicial también implica un plan de infraestructura para poder ponerlo en práctica. En ese sentido, se realizarán inversiones para que en 2020 haya al menos 20.000 centros de entrenamiento y 70.000 canchas en todo el país.

El desarrollo de obras irá acompañado de la capacitación y formación, tanto de futbolistas como de entrenadores.

Para eso, la iniciativa china hace énfasis en los programas dirigidos a los niños y adolescentes, los que tienen estipulado que haya torneos entre 30 millones de escuelas primarias y secundarias, en las que hasta hace poco tiempo atrás el bádminton y el tenis de mesa eran el "deporte rey". En lo que respecta a los directores técnicos, el objetivo es llegar a instruir a 10.000 profesionales.

Además, se fijó el objetivo de que en el año 2030 haya una cancha cada 10.000 habitantes. Si se tiene en cuenta que en 2013 el último censo arrojó que en el gigante asiático viven 1.357 millones de habitantes, la ecuación indica que para ese entonces habrá 135.700 terrenos de juego.

En 2050, cuando se llegue al fin del proyecto, China tendrá equipos en 100 de sus ciudades, según establece el plan.

Sueños del presidente

La principal explicación del desarrollo del fútbol chino es el fanatismo por ese deporte de su presidente, Xi Jinping, un amante del balompié, quien quiere ver a su país en un segundo mundial –solo jugó el de 2002– y que, en base a su plan, espera ganarlo en 15 años.

China ya es potencia a nivel olímpico y paralímpico, pero tiene en el debe al fútbol. El proyecto busca que en 2020 el equipo nacional masculino sea el mejor de Asia y que el femenino esté entre los mejores del mundo.

Según informó la agencia AFP en un informe realizado en febrero sobre la pujanza económica de la liga china, la fiebre por fichar futbolistas de renombre por los que se pagan millones está motivada por la comisión del Partido Comunista que dirige Jinping.

Otra de las aspiraciones del país asiático es poder organizar un mundial a corto plazo. Recientemente, en medio del éxodo de auspiciantes que tuvo la FIFA por los escándalos de corrupción, el grupo empresarial chino Wanda se hizo patrocinador del órgano rector del fútbol. Tras firmar el contrato, el presidente del conglomerado especializado en el sector inmobiliario manifestó que con el acuerdo crecían las posibilidades de ser anfitriones de la Copa del Mundo.

Los deseos de Jinping han llevado a que varios empresarios se acerquen al mercado chino para realizar negocios. "Es lo que quiere su presidente", señaló Tony Rallis, un representante de jugadores tras fichar el pase de un futbolista australiano al equipo Jiangsu Suning.

En el último período de pases, el fútbol chino llamó la atención luego de que sus clubes lograran fichajes de jugadores de clubes de primer nivel europeo, como el del argentino Ezequiel Lavezzi, que estaba en París Saint-Germain, y el colombiano Jackson Martínez, de Atlético de Madrid.

En total, en 2015 el mercado chino movió US$ 168 millones en trasferencias, lo que lo dejó en el sexto lugar, al desplazar a México.

Ahora el objetivo es distinto: posicionar a su selección –que actualmente está en el puesto 82° del Ranking FIFA– entre las mejores del mundo. China tiene los recursos, pero habrá que ver si lo logran.

Presidente futbolero

El presidente chino Xi Jinping es fanático del fútbol y esa es la razón por la que ese deporte recobró fuerza en los últimos años. En octubre de 2015 visitó Inglaterra y se dio el gusto de concurrir a la práctica de Manchester City, donde dominó la pelota y se sacó una selfie con Sergio Agüero y David Cameron (izquierda). El mandatario quiere organizar el Mundial en su país y el reciente acuerdo entre la firma china Wanda y la FIFA (derecha) hizo pensar de que tiene posibilidades de poder hacerlo.

CIFRAS

50

Millones. De futbolistas, niños y adultos, quiere tener China en el año 2020.

70.000

Canchas. Se construirán y acondicionarán para llegar a esa meta.

20.000

Centros de entrenamiento. Se construirán también para llegar a los 50 millones de futbolistas en el año 2020.

10.000

Entrenadores. Serán capacitados para formar a los jóvenes futbolistas.

30

Millones. De escuelas primarias y secundarias jugarán partidos y campeonatos.

15

Años. El plazo estipulado para que China gane su primera Copa del Mundo.


Fuente: En base a agencias