Chelsea y el City no supieron sacarse ventaja

Las pocas posibilidades para anotar las desperdiciaron los delanteros y el partido, de trámite pobre, se fue sin goles

El primer examen del español Rafa Benítez al frente de Chelsea, el duelo de la liga inglesa ante Manchester City en Stamford Bridge, terminó ayer con empate a cero tras 90 minutos en los que los "blues" crearon pocas ocasiones de gol y los "citizens" no supieron definir las suyas.

Con Fernando Torres como referencia en el ataque, y tras disparar una sola vez al arco durante el duelo, Chelsea, líder de la Premier hasta hace tres semanas, dio un nuevo paso atrás en la tabla y se quedó en cuarto lugar, a cinco puntos de Manchester United.

El City, por su parte, perdió la oportunidad de recuperar el liderato que el sábado le arrebataron los "diablos rojos" al vencer por 3-1 al QPR.

Benítez, que en su presentación como técnico "blue" el jueves admitió que Di Matteo estaba haciendo un "buen trabajo" hasta que fue fulminado por Roman Abramóvich, dueño del club, repitió casi sin cambios la alineación que presentó el Chelsea el pasado martes en Turín, donde cayó por 3-0 y se complicó sus opciones en la Champions.

La novedad en el 4-2-3-1 del español fue la vuelta del Niño Torres, que se quedó en el banco ante la Juventus y que ayer volvía a estar en punta, con su compatriota Juan Mata, el brasileño Oscar y el belga Eden Hazard dispuestos a nutrirle de balones.

Manchester City se presentaba invicto en Stamford Bridge con toda su artillería a punto: al Kun Agüero le apoyaba en las cercanías del área el bosnio Edin Dzeko, mientras que el español David Silva mandaba en el centro del campo visitante.

Los primeros minutos de Chelsea de Benítez fueron de domino del City, que presionaba en la zona de medios y se mostraba más preocupado que los locales por mantener la posesión del balón.

Los "blues" acertaban a desactivar los amagos del City por acercarse al área de Petr Cech y se jugaban sus opciones a la contra, pero los intentos de Mata por conectar con Torres resultaban infructuosos.

El encuentro alternaba fases trabadas con latigazos de juego por parte de ambos equipos, si bien eran los "citizens" los únicos capaces de culminar sus ataques con disparos a puerta, mientras que los de Benítez, con Torres desconectado de sus compañeros, apenas inquietaban al arquero Joe Hart.

En una tarde desapacible en la capital británica, el City cerró la primera parte con cuatro oportunidades desaprovechadas para adelantarse en el marcador por apenas una de los locales.

En las gradas de Stamford Bridge, algún aficionado insistía en levantar durante el descanso carteles en contra de Benítez, extécnico de Liverpool, cuya llegada al banco "blue" ha sido criticada por un sector de la afición que aún le ve como un entrenador rival.

El foco mediático se dirigía también al banquillo visitante, donde Mancini dirigía a un equipo que ha quedado eliminado por segundo año consecutivo en la primera fase de la Liga de Campeones y necesitaba los tres puntos para recuperar el liderato de la Premier.

Tras la reanudación, el italiano mostró su convicción para buscar la victoria al sacar al césped a otro atacante, el argentino Carlos Tévez, mientras que Mata, en Chelsea, se echó el equipo a la espalda y comenzó a mover el balón con cierto peligro en las inmediaciones del área de Hart.

Benítez no renunció al ataque de Torres, que en el minuto 60 tuvo en sus pies una posibilidad de marcar desde el interior del área, pero sentó a Hazard, uno de sus mejores pasadores, para dar entrada al nigeriano Victor Moses, un atacante más directo.

A pesar de los intentos por parte de ambos equipos de acercarse a las áreas rivales en el último tramo el partido, la igualdad en el marcador fue inamovible durante una segunda parte que concluyó con tímidos pitidos en las gradas de Stamford Bridge.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios