Chelsea dejó dos puntos y Manchester City no aprovechó

Pese a igualar, el equipo de Mourinho se aseguró terminar como líder la primera vuelta de la Liga de Inglaterra

Chelsea se aseguró terminar como líder la primera vuelta de la Liga de Inglaterra, ser considerado 'campeón de invierno', pero perdió dos puntos en Southampton, donde no pasó del empate (1-1).

En su último partido del año, el cuadro de Jose Mourinho, que acumulaba tres victorias consecutivas, fue incapaz de salir victorioso de Saint Mary.

Chelsea fue contracorriente ante Southampton, que se adelantó a los 17 minutos con un gol del senegalés Sadio Mane, que finalizó un centro de Dusan Tadic.

El cuadro de Mourinho reaccionó y empató al borde del descanso, con el tanto del belga Eden Hazard, que recibió un balón del español Cesc Fabregas.

El choque fue abierto en la segunda parte. Mourinho recurrió al brasileño Willian tras el descanso en lugar del alemán Andre Schuerrle. Después, en el último cuarto de hora, tiró del marfileño Didier Drogba por John Obi Mikel para volcarse definitivamente sobre la meta del equipo de Ronald Koeman.

Cierra el año Chelsea con un empate. No fue diciembre un buen mes para los blues, que se han dejado cinco puntos de ventaja. Perdieron el 6 de diciembre su, hasta ahora, único partido, ante el Newcastle, y ahora empataron con Southampton.

El City desperdicia una ventaja de dos goles y el tropiezo de Chelsea

Manchester City desperdició dos goles de ventaja ante el recién ascendido Burnley (2-2) y el tropiezo en Southampton del Chelsea, que mantiene su ventaja de tres puntos al frente de la Premier.

El equipo del chileno Manuel Pellegrini desechó una jornada idónea para recortar distancias respecto al cuadro de Mourinho en la última jornada de la primera vuelta de la liga de Inglaterra. Pero fue presa de la presión.

Manchester City, que afrontó el compromiso ante Burnley, que inició la sesión en la penúltima plaza, con nueve victorias consecutivas, siete en la Premier, ganaba a la media hora por 2-0, con los tantos de David Silva y del brasileño Fernandinho.

En ese momento los citizens estaban a un punto de Chelsea. De forma incomprensible, el equipo de Pellegrini 'desapareció' del partido.

Lleno de imprecisiones permitió el resurgir de un rival inferior y resignado a una derrota. Pero el tanto de George Boyd a los dos minutos de la segunda parte animó las esperanzas visitantes, que lograron su premio gracias a un disparo de Ashley Barnes en el 81.

No tuvo capacidad de reacción Manchester City ante la desesperación del público del Ethiad, que comprobó cómo su equipo dejó escapar una ocasión única de amenazar el liderato de Chelsea.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios