Champions con estilo americano

La empresa MP&Silva propuso crear la America's Champions League, un torneo con formato similar al que se juega en Europa

Por curioso que resulte, el poderoso mercado del fútbol mundial aún tiene cosas que envidiar de la empobrecida región sudamericana. El talento, la habilidad y la picardía del futbolista de este lado del mundo es único. No lo tienen los europeos, que son jugadores mejor dotados físicamente y ordenados desde el punto de vista táctico, pero sin el potrero.

Por estas latitudes se mira a los ricos y se adora su organización. Está claro que los europeos disponen de un poder económico que ayuda a generar determinado nivel de profesionalismo.

Cuando los espectadores se sientan a mirar por televisión la Champions League dejan traslucir un dejo de envidia. ¿Cómo puede ser posible?

Fue entonces que Riccardo Silva, propietario del equipo de Miami FC con sede en Miami y socio del histórico defensa italiano Paolo Maldini, dijo ¿por qué no? Y comenzó a darle forma a la idea de crear la America's Champions League.

Se trata de un proyecto de la empresa MP&Silva, liderada justamente por Riccardo Silva, y que se quiere poner en marcha a partir del año 2019.

El formato sería similar a la UEFA Champions League, que es el torneo de clubes más prestigioso del mundo. Participarían equipos de la Conmebol y de la Concacaf. El campeonato no suplantará a la Libertadores y se jugaría de febrero a noviembre.

La idea inicial es que jueguen 64 equipos entre los que estarían fijos 16 de Brasil, 16 de la Concacaf, 10 de Argentina y el resto de los países aportaría tres clubes.

Los equipos de las Ligas con menor potencial futbolístico deberán jugar una ronda de clasificación.

Hay otra versión que dice que las mejores ligas como México, Brasil, Argentina, Chile, Uruguay, Ecuador y Colombia aportarían cada una de ellas cuatro equipos y tres Estados Unidos, Perú, Bolivia y Costa Rica, jugándose una repesca para completar los 64 equipos.

El tema será motivo de análisis cuando el torneo comience a tomar forma.

Los incentivos económicos serían cuantiosos, ya que por el simple hecho de participar se pagaría a cada equipo US$ 5 millones, mientras que el ganador se llevaría US$ 30 millones, lo que podría hacer un montante de
US$ 400 millones a repartir entre todos los participantes.

Silva se muestra entusiasmado con el proyecto: "Esto será como la UEFA Champions League pero para los equipos de todo Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica. Creemos que si un club norteamericano pudiera participar en un torneo oficial con equipos de Brasil y Argentina podría dramáticamente incrementar el interés del norteamericano en el deporte".

¿Qué falta para confirmar el campeonato? Saber que piensan las federaciones de la Conmebol y Concacaf y si permitirán que este proyecto salga a luz, lo que laminaría sus intereses ya que además esta nueva competición coincidiría con otras que ellos organizan como la Libertadores y Concachampions. Algo similar ocurrió en Europa hace unos años. l


Populares de la sección