Central le escupió el asado

Nacional pensaba en una noche tranquila, pero Rosario Central lo sorprendió, le ganó, le sacó el invicto y el primer lugar
Otra vez el tiro le salió por la culata a Gustavo Munúa. Cambió medio equipo apoyado en que había logrado la clasificación en la fecha pasada y perdió el primer lugar del grupo 2 de la Copa Libertadores. Ayer en el Parque Central cayó 2-0 frente a Rosario Central y jugará en octavos de final como segundo, por lo que deberá enfrentar a uno de los primeros y definir de visitante. El panorama es diferente.

Ya le había pasado al técnico cuando rotó jugadores contra Plaza Colonia por el Clausura y también se fue derrotado.

Un descuido le costó el primer gol a Nacional cuando el primer tiempo se estaba terminando y los equipos jugaban como si hubieran hecho un pacto de no agresión.

El empate le servía a los dos, Nacional terminaba primero en su grupo y Rosario Central se clasificaba. Hasta el momento en que Donatti metió la cabeza tras un tiro de esquina, el equipo argentino había manejado la pelota, pero la ocasión más clara había sido de Nacional: un pase profundo de Nacho González a Barcia, cuyo disparo final lo atajó Sosa.

Munúa armó un equipo con varios suplentes. Resguardó a los jugadores con dos amarillas para no correr riesgos de una suspensión en el primer partido de octavos (entre ellos Nicolás López, el más desequilibrante) y le dio descanso a Victorino. Además, tenía suspendido a Fucile y a Porras con paperas.

Mejía dio algún rebote, quizá producto de su poca actividad. Polenta fue el que mejor rindió en la zaga, porque el sector derecho conformado por Gorga y Cabaco (ambos con pocos partidos encima) pasó momentos de sufrimiento. Barcia le ganó una vez a su marcador por la derecha, pero después no lo intentó más. Ramírez, por izquierda, tuvo escasas oportunidades para trascender. Y el brasileño Gamalho luchó, saltó, pero lejos del arco, en una zona donde su juego no pesa. Quedaba Nacho, que fue el más claro, pero bien rodeado por los rivales las oportunidades para meter su pase punzante fueron pocas.

De manera que salvo aquel remate de Barcia y otra de Ramírez que se demoró en definir en el área, el tricolor no generó.

Central tocaba el balón de un lado a otro, buscaba los espacios, con un Cervi incisivo, pero poco acompañado.

Antes del gol de Donatti producto de una pelota quieta, lo más cerca que estuvo el "canalla" del gol fue un remate de Aguirre que pasó cerca del ángulo.

La lesión de Álvarez a poco de comenzar el partido le permitió a Coudet hacer un cambio ofensivo, porque mandó a la cancha a Lo Celso para juntarse con Cervi y hacerle más difícil el complemento a Nacional.

Munúa probó con Tabó, pero enseguida Central le pagó con el segundo gol. Cabaco dejó que Herrera dominara la pelota dentro del área, le regaló metros para que maniobrara comodidad y después venciera a Mejía con un disparo fuerte.

Después intentó con otras variantes. Entraron Mascia y Barbaro para renovar el ataque. Llegó por los extremos, tuvo una nueva ocasión a través de González y otra por intermedio de Barbaro, pero no pudo descontar.

El primer puesto se le escapó de entre las manos a Nacional. Lo dejó escapar en la última fecha, donde también se quedó sin invicto. Los cambios no dieron resultados y ahora tendrá que esperar que le toca en suerte y definir afuera de casa.

Populares de la sección

Acerca del autor